Tamaulipas reporta un caso de viruela del mono

Hay un caso de viruela símica en Tamaulipas, enfermedad que hace dos años encendió la alerta del sector salud y que ahora registra una menor incidencia entre la población.

Una sola detección se tuvo en la entidad durante el primer semestre del año, mientras que al mismo periodo de 2023 se presentaron cinco, informó la Secretaría de Salud del gobierno federal.

El boletín epidemiológico a la semana 26 del presente año, refiere que la persona diagnosticada en Tamaulipas es del género femenino.

Viruela símica en México

A nivel nacional se tiene una estadística de 30 casos detectados, de los cuales 28 corresponden a pacientes masculinos. Al mismo periodo del año pasado, el acumulado entre ambos géneros era de 264.

Síntomas

Sus síntomas son fiebre, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y de espalda, poca energía, ganglios linfáticos inflamados y erupción cutánea o lesiones que pueden ser planas o ligeramente elevadas, llenas de líquido claro o amarillento y luego pueden formar una costra, secarse y caerse.

¿Cómo se transmite la viruela del mono?

Se transmite al ser humano por contacto estrecho con una persona o animal infectado, sea por contacto con lesiones, líquidos corporales, gotículas respiratorias y/o materiales contaminados como la ropa de cama.

El 01 de junio de 2022, la entonces secretaria de Salud, Gloria Molina advirtió de su llegada a Tamaulipas, por lo que giró instrucciones a todo el sector para capacitar al personal médico sobre las enfermedades exantemáticas.

“Lo que llama la atención a la OMS es que se están dando casos simultáneos en muchos países, sin tener ninguna relación con África, continente de donde emigran estas enfermedades”, expresó en aquel momento.

Es decir, los casos que ya había en el mundo, no estaban teniendo relación con antecedentes de viajes y contactos con personas de aquellos países.

La buena noticia era que tiene menor transmisibilidad que el covid-19, pero como enfermedad febril exantemática puede afectar a cualquier grupo de edad.

Son más vulnerables a desarrollar la enfermedad quienes viven con VIH, padecen sífilis y diabetes mellitus, entre otras comorbilidades.

Agencias