<

¿Regreso a clases armado?

28/07/2016 – Recientemente la Junta de Regentes del Sistema Universitario de Texas, llevó a cabo una revisión de las normas y reglamentos que regirán la implementación de la SB 11, ley que regula la portación de armas de fuego dentro de los campus universitarios.

La reforma
La medida SB 11, firmada por el gobernador Greg Abbott el pasado 1 de junio de 2015, establece que las personas con licencia para portar armas, pueden llevar una pistola oculta en los campus universitarios públicos a partir del 1 de agosto de 2016. Los regentes realizaron una modificación de la política actual para la portación de armas dentro de los campus de la Universidad de Texas (UT), ajustando los requerimientos de la universidad.

Portación de armas
Con esta modificación el titular de licencia para la portación de armas ocultas, podrá cargar una pistola semiautomática dentro del campus; sin embargo, estos cambios no permiten la portación a la vista de armas dentro del mismo. Bajo la ley de Texas, una persona debe tener al menos 21 años de edad para obtener una licencia de porte oculto, por lo tanto, muchos estudiantes universitarios no tienen derecho a tener una licencia. Según informes del sistema universitario, se estima que menos del 1 por ciento de los estudiantes de la Universidad de Texas cuenta con una licencia de este tipo, por lo que la Universidad de Texas se compromete a proporcionar un ambiente seguro para los estudiantes, empleados y visitantes, a la vez que respeta el derecho de las personas que tienen licencia para portar un arma de fuego según lo permitido por la ley del estado de Texas.

Universidad de Texas
El sistema Universidad de Texas se compone de ocho instituciones académicas y seis de salud. Originalmente, la Junta examinó las reglas de los campus en una reunión celebrada el pasado mes de mayo, pero decidió retrasar la decisión hasta julio con el fin de reunir más información. La mayor parte de las políticas presentadas por las instituciones Universidad de Texas restringen las armas en los dormitorios, pero las permite en las viviendas tipo apartamento; del mismo modo mantenerlas fuera de laboratorios en los que ciertos productos químicos y materiales inflamables podrían presentar una situación peligrosa si un arma se descarga por accidente.

Preparan reglas
Al respecto, el jefe de policía de la Universidad de Texas del Río Grande Valley (UTRGV) campus Edinburg, dijo que se están preparando sobre las nuevas reglas. También aclaró que las escuelas seguirán las mismas reglas de las “zonas de exclusión”, áreas donde no se permiten armas como laboratorios, o dormitorios para menores de 20 años.

Agencias