<

Miércoles de ceniza será con sana distancia

La Ciudad del Vaticano sí llevará a cabo la tradición del primer Miércoles de Ceniza, pero con distancia social por la pandemia del nuevo coronavirus.

El cardenal Robert Card Sarah del Vaticano emitió el 12 de enero una nota sobre cómo será la puesta de ceniza el próximo 17 de febrero: el padre pronunciará la bendición de cenizas y después de asperjarlas, con el agua bendita se dirigirá a las personas religiosas para “polvo eres y en polvo te convertirás” o “arrepiéntete y cree en el evangelio”.

Posteriormente, dice el Vaticano, el padre se lavará las manos y se pondrá un cubrebocas, luego dejará caer ceniza en la cabeza de quienes se acerquen o estén de pie, sin decir nada.

A diferencia de cómo se llevará la puesta de ceniza este año en el Vaticano, antes las personas formaban una fila y el sacerdote pintaba una cruz con ceniza en sus frentes.

Agencias