Viene “ola” de deportaciones

12/02/2017 CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- La llegada de indocumentados a ciudades fronterizas podría crecer exponencialmente tras reiniciarse redadas en varias ciudades de Estados Unidos iniciadas por el Departamento de Inmigración y Aduanas más como como ICE o Immigration and Customs Enforcement.

Medios de Estados Unidos aseguran que cientos de indocumentados mexicanos fueron detenidos en sus propios domicilios, encadenados y deportados bajo normas de seguridad similares a las que utilizan contra criminales violentos.

En 2016 el 26 por ciento de los 219 mil 932 connacionales repatriados fueron puestos por la autoridad migratoria estadounidense a través de cuatro puentes de Tamaulipas, dos de Nuevo Laredo, uno de Reynosa y otro de Matamoros, sin embargo esta entidad pasó a ser la segunda que más migrantes recibe con 57 mil 339, el 26 por ciento del total.

La mayor cantidad de mexicanos indocumentados que expulsaron por Tamaulipas, fueron casi 30 mil (29 mil 870) por Nuevo Laredo, y 95 de cada 100 al
puente “Juárez-Lincoln”, y mil 356 al Puente I, pese a ello, este municipio fronterizo, el segundo del país con mayor flujo de repatriados después de Tijuana.

Del total de mexicanos expulsado a México en 2016, son migrantes tamaulipecos seis mil 796, un tres por ciento, y se espera que el número se duplique este año, con lo que aumentará la matrícula escolar y la demanda de salud, empleo y vivienda.

Arrecia la cacería de migrantes
En los últimos días, en por lo menos cuatro estados se han desarrollado redadas y detenciones de indocumentados, las cuales el Servicio de Aduanas e Inmigración (ICE) calificó de “rutinarias”, tal como señaló este viernes en Los Ángeles el oficial de esta agencia David Marín.

Marín, director de la oficina de ICE, en Los Ángeles, señaló que en el sur de California han sido detenidas 161 personas, de las cuales solo 10 no tenían antecedentes criminales.

En la ciudad de Charlotte, la más grande de Carolina del Norte, se han registrado por lo menos 20 arrestos de indocumentados, en su mayoría trabajadores de la construcción y algunos de ellos con antecedentes penales por abuso de sustancias controladas.

Según confirmó Bryan Cox, vocero de ICE en Atlanta (Georgia), entre los días 4 y 9 de febrero unos 200 indocumentados han sido detenidos en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia.

Calma chicha… temen oleadas de expulsiones
En el amanecer de la era Donald Trump, la deportación de adultos y menores connacionales se han reducido por la frontera de Matamoros, no así, las amenazas de expulsiones masivas en corto tiempo, luego que en el vecino país autoridades de migración y policías iniciaron redadas en distintas ciudades con arrestos de migrantes.

Las especulaciones en torno a la nueva administración estadounidense, que prevé una panorama catastrófico por deportaciones numerosas y sin control, pese a que aún se ha convertido en una realidad en los números. Existen muchos indicios que se harían realidad en los próximos meses.
Hasta el pasado enero, mes en el que esta ciudad recibe grupos de connacionales expulsados por el Puente Internacional Puerta México, fue mínimo el movimiento que realizaron autoridades de Estados Unidos.

También bajó el arribo de personas que llegan del provenientes del sur de la nación para intentar internarse en el vecino país . Principalmente luego que se canceló el refugio que se concedía a centroamericanos, cubanos, haitianos, entre otros.

Tensa calma
Las primeras semanas del gobierno de Trump han pasado desapercibidas en en cuanto a deportación, por este municipio que colinda con el Sur de Texas.
Hasta inicios de éste mes el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, que actualmente se encuentra acéfalo, indicó que 550 personas habían sido deportadas en las primeras semanas.

Los vuelos que llegaron, miércoles, jueves y viernes, variaban en cuanto a cantidad de repatriados, lo que permitió a autoridades brindarles atención y ayudarlos para que retornaran a sus hogares o a cualquier punto de la frontera.

Todavía en la recta final del año se recibían a 1 mil personas por mes, lo que provocó que se superara la cifra de 9 mil 20 mexicanos del 2015, contra
10 mil 778 que fueron expulsados en el periodo del 2016.

Las liberaciones que realiza la Patrulla Fronteriza por la zona, tras interceptar a migrantes en el área próxima de Texas, también disminuyó, pues solo fueron un promedio de 20 diariamente los que fueron puestos a disposición en el cruce internacional.

Buscan otros caminos para llegar a los EU
La orden que emitió el gobierno de Trump sobre cancelar el refugio a extranjeros es la de mayor afectación a la migración que se registra en la ciudad porque las aspirantes al sueño americano han dejado de arribar a esta ciudad.

Hasta hace unas semanas se veían grupos de centroamericanos, cubanos, africanos, haitianos, entre otros, que llegaban tanto al Puente Nuevo como al Puente Viejo para demandar asilo a la autoridad , vía por la que cientos de migrantes lograron pasar a Estados Unidos.

Desde que entró la actual administración, ya no se prestaron las condiciones para que se entregaran en los puentes y han optado por realizar ell viaje por otras regiones para asegurar su llegada a estados donde viven sus familiares.

El representante de la Casa del Migrante, Juan Antonio Sierra Vargas, informó que hasta un 50 por ciento se ha reducido la llegada de familias e individuos al refugio que opera la Diócesis de Matamoros.

El entrevistado comentó que una vez que Trump tomó la presidencia el flujo se detuvo en la región y ahora es un mínimo de migrantes a los que se les presta el servicio mientras retoman su camino hacia los Estados Unidos.

No hay dinero para ayudar a repatriados

Pese al discurso de autoridades sobre la organización para apoyar a los repatriados, al menos dos instancias en la ciudad están detenidas en sus actividades por diversas circunstancias e impedidas para brindar apoyo.

La subdelegación del Servicio Nacional del Empleo carece desde agosto del año anterior no tiene recursos para echar anda el Programa Repatriados Trabajando, en el que se entregan recursos a los migrantes para que regresen a sus hogares.

La dependencia no cuenta con titular y los empleados solo se han limitado a informar que esperan que el gobierno federal libere el presupuesto para retomar la herramienta de apoyo.

En tanto, el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes esta semana, , se ha quedado sin personal luego que les ha solicitado la renuncia y por el momento ya no cuenta con empleados en el puente internacional, ni en la Central de Autobuses Lucio Blanco.

Quedan varados 500 cubanos en Nuevo Laredo

Efraín Klérigan

Unos 500 cubanos están varados en Nuevo Laredo, Texas, aún con la esperanza de poder cruzar a Estados Unidos, mientras que las repatriaciones o deportaciones no han aumentado y continúan a un ritmo de 80 a 100 connacionales por día.

Los cubanos quienes ya se encontraban en territorio mexicano cuando Estados Unidos, en la ultima semana de la administración de Barack Obama, el 12 de enero, cambió las reglas para otorgarles visado, sin dar un previo aviso a las autoridades migratorias mexicanas que, ya había aceptado el ingreso de los caribeños con rumbo a la frontera norte.

Obama anunció el cese inmediato de la política de «pies secos, pies mojados», indicando que los inmigrantes cubanos serían tratados al igual que los de otras nacionalidades.

La política que regía llamada “Pies secos, pies mojados” consistía en que cualquier cubano que llegara a la frontera de Estados Unidos recibían un visado y podían solicitar la residencia permanente al año y un día contados desde el momento que llegan al país.

La política vigente desde la presidencia de Bill Clinton señala que si los cubanos eran interceptados en el mar, “pies mojados”, no serían admitidos en Estados Unidos, debido a lo cual los emigrantes de la isla caribeña dirigían sus embarcaciones a cualquier punto de México, Centro o Suramérica, desde donde por tierra llegaban a la frontera con Estados Unidos, sin ser deportados por las autoridades nacionales.

Ahora los cubanos no tienen a dónde dirigirse y según una declaración del Gobernador Francisco García, serán deportados a su país.

Los cubanos en la frontera mexicana, tanto en Tamaulipas como baja California son ahora presa de la delincuencia y recibe ayuda solamente de organismos no gubernamentales y hace unos días 11 de ellos que se dirigían de Reynosa hacia Nuevo Laredo fueron secuestrados por más de 24 horas.

Indocumentados viven en veinte ciudades de EU

Reyna Luna

McAllen, Texas.- En Texas se asientan tres de las 20 ciudades con mayor de inmigrantes indocumentados: Houston, Dallas y Austin.

Una investigación del Pew Center encontró que de los 11 millones de inmigrantes que viven irregularmente en los Estados Unidos se encuentran en el siguiente orden:

New York, un millón 150 mil; Los Ángeles un millón; Houston 575 mil, Dallas 475 mil y Miami con 450 mil.

La mayor parte de los 11.1 millones de inmigrantes no autorizados para radicar en los Estados Unidos están concentrados en 20 zonas metropolitanas de los Estados Unidos.

El análisis del PHC se hizo de acuerdo a datos del Censo y encontró que los inmigrantes tienden a vivir donde otros inmigrantes viven.

Aparte de Nueva York y de Los Ángeles, no hay otra zona metropolitana donde se acerque al millón el número de inmigrantes indocumentados.

La más cercana es Houston con 575 mil.

Agencias.

Share Button