Prosperan denuncias contra gente del INM

9/12/2015 – La intervención de los representantes populares para frenar los abusos que cometían malos elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), ubicados en el kilómetro 202 de la “Y”, en contra de migrantes y connacionales, fructificó al anunciar el delegado de la Secretaría de Gobernación, Rabindranath Juárez Mayorquín, el cese de un agente y la existencia de otras denuncias a las que se les da seguimiento, afirmando que existe acuerdo institucional para que las investigaciones se realicen íntegramente.

Son cesados
Como ya es del dominio público, el lunes 23 de noviembre por la tarde-noche, integrantes del cabildo y líderes campesinos, encabezados por el presidente municipal, Mario Alberto de la Garza, se presentaron ante el personal de Migración, ubicado en la “Y”, indicándoles que no les permitirían que continuaran abusando de la inerme población. En ese entonces el jefe de turno del INM, Marco Antonio Piedra, fue cuestionado por los 35 dólares que cobran por dejar pasar a los paisanos de lo cual hay abundantes quejas en la Presidencia Municipal y el secuestro al que sometieron a una persona y sus hijos de la Villa de Cruillas y al ver que el superior sólo trataba de justificar a sus agentes y no buscaba una solución adecuada, los gestores municipales, les pidieron que se retiraran del sitio, hasta en tanto no lograran comunicación con sus jefes.

Denuncia
A la delegación de la Procuraduría General de la República con sede en la ciudad de Tampico, fue remitida la averiguación previa penal 1131/2015, donde la señora Julia Otilia Flores Ramírez señala a elementos de migración de la “Y”, de los presuntos delitos de abuso de autoridad, tentativa de extorsión y privación ilegal de la libertad en agravio de la demandante y de sus dos hijos menores. Los voraces elementos del INM, le exigían a la mujer 35 dólares por cada uno para permitirles continuar su trayecto hacia el interior del país, logrando evitar el pago de la extorsión por la intervención del presidente municipal, Mario Alberto de la Garza Garza, atendiendo la denuncia ciudadana directamente enfrentó a los malos servidores públicos. El alcalde, Mario de la Garza, exigió que se procediera conforme a la ley en contra de los elementos de migración involucrados en actos de corrupción, indicando que se acercaba la temporada decembrina, cuando los paisanos retornan a su terruño a visitar a sus familiares y temía justificadamente el incremento de los abusos.

Cambio de actitud
Cabe señalar que las acciones de los valientes representantes populares se reflejaron con la instalación de una manta, que dice “Bienvenidos paisanos, si eres víctima de extorsión o amenazas en este punto de revisión denuncia al teléfono 841 841 7080, todos unidos en defensa de los paisanos”.

Javier Manilla

Share Button