OPTIMUS

Jorge Alberto Pérez González

20/03/2016

Batalla mental

La ventaja de los avances tecnológicos radica en la oportunidad de tener acceso a más información, esto significa también, el tener a la mano basura mediática que pretende guiar la conciencia para inclinar la balanza del voto razonado.
No es posible tener una campaña política sin estrategia de medios de comunicación, esta incluye o debe de incluir, todas las herramientas disponibles, controladas o no por las leyes electorales.
Así las cosas, los receptores deberán investigar más y profundamente toda información recogida, desmenuzarla y ahondar en el origen, para entender el fin que persigue, para identificar a quien la genera y para saber si tiene cierto grado de verdad o carece absolutamente de ella.
El ministro de propaganda de la Alemania Nacionalista, Joseph Goebbels, heredó una gran cantidad de frases que adecuadas a los tiempos que vivimos, siguen vigentes gracias al Twitter, al Facebook y desde luego al Watts App, pero fundamentalmente a quienes explotan comercialmente las compañías que se dedican a la venta y manejo de cuentas robots, a quienes se dedican a la mercadología de las redes sociales con buen tino a veces, pero con muy mala puntería en la mayoría de los intentos.
“Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”, esta es la frase más conocida del amigo personal de Adolf Hitler.
Y vaya que sus seguidores siguen vigentes hoy, mediante el socorrido uso de los “bots”, que son perfiles falsos creados en redes sociales que replican con fuerza las enseñanzas del maestro nazi.
“Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”, esta es la favorita de los mediocres, aquellos que no cuentan con suficiente currículo como para impresionar a la masa votante.
“Toda propaganda debe de ser popular, adaptando su nivel al menos
inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”, esto explica los contundentes encabezados en las notas que son tan digeribles, pero tan digeribles, que el lector no se da a la tarea de leer la nota completa, pues el título de la misma, llena el ansia de difusión urgente de una verdad contundente y creíble.
“No nos habría sido posible conquistar el poder o utilizarlo como lo hemos hecho sin la radio. La radio es el intermediario más influyente e importante entre un movimiento espiritual y la nación, entre la idea y el pueblo”, esta frase pone muy contentos a los radiodifusores, sin embargo hoy se usan más las redes sociales, pues la rapidez y permanencia de consulta, permiten ampliar el espectro de influencia, tan es así que los mismos radiodifusores usan cada vez con mayor interés, estas herramientas modernas.
“Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas”, esta frase no requiere de mayor explicación, gracias a ella entendemos las mentadas de madre en los “posts”, los reclamos insultantes y desde luego la intolerancia.
“La propaganda debe de limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”, esto explica el por qué pareciera que los aspirantes no tienen abundancia de temas a tratar, más bien están acotados a la estrategia que define la plataforma de propaganda.
Las enseñanzas de Goebbels no terminan, no alcanza el espacio para colocar aquí todas sus frases célebres, sin embargo estamos a tiempo para identificarlas en la utilización de la estrategia política proselitista.
¡Si me van a convencer, cuando menos debo conocer el aroma de la flor que me ofrecieron o identificar el calibre de la pistola que me pusieron en la cien!
“Individualizar al adversario en un único enemigo”, no es necesario ahondar mucho para saber que las campañas políticas pretenden crear un colectivo que siga sin dudar las verdades contundentes que ellas ofrecen, preparémonos bien, pues estamos inmersos en una BATALLA MENTAL.

Share Button