Huracán ‘Joaquín’ golpea las Bahamas; ya es categoría 4

2/10/2015 – El huracán Joaquín avanzaba despacio hacia el noroeste a su paso sobre las Bahamas centrales. Los vientos máximos sostenidos de la tormenta el viernes de madrugada rondaban los 215 kilómetros por hora (130 millas por hora), lo que lo convertía en un peligroso huracán de categoría 4.

Es posible que se produzcan algunas variaciones en su fuerza durante el día, y se espera un lento debilitamiento a partir del sábado, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

A las 5 de la madrugada EDT, la tormenta tenía su centro unos 35 kilómetros (20 milas) al nordeste de la isla Clarence Long, en Bahamas, y se movía hacia el noroeste a unos 6 kph (3 mph).

El huracán Joaquín golpeó las islas centrales de Bahamas con lluvias torrenciales que inundaron viviendas, y los meteorólogos advirtieron de que la tormenta “extremadamente peligrosa” de categoría 4 podría volverse aún más fuerza en su avance por una ruta que podría llevarla a la costa este de Estados Unidos.

Las aguas alcanzaron las viviendas de algunas casas en Long Island, en Bahamas, mientras que en la isla Eleuthera la gente cargaba el viernes con sacos de arena y protegía los negocios con tablones antes de la llegada de la tormenta.

Va a ser una tormenta aterradora”, dijo en Eleuthera Jason Petty, trabajador de la construcción de 42 años, señalando a las nubes acumuladas en el horizonte. “Se ve bonito ahora, pero después va a ser terrible, simplemente terrible”.

No había noticias de víctimas en un primer momento, según el capitán Stephen Russell, director de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias de las Bahamas.

El primer ministro, Perry Christie, indicó que enmendaría algunas leyes para establecer evacuaciones forzosas porque algunas personas se negaban a ir a los refugios.

No conocemos el impacto que tendrá un viento de 209 kilómetros por hora (130 mph) en esas áreas”, dijo. “Sabemos que es una experiencia aterradora”.

Se espera que la tormenta pase cerca o por encima de algunos puntos de las Bahamas centrales durante la noche.

La tormenta se aproximaba a Eleuthera luego de causar graves inundaciones en Acklins, donde ocurrieron apagones y se cortó el servicio telefónico. Russell dijo que unas 565 personas que viven allí estaban atrapadas en sus casas.

Shandira Flores, habitante de Bahamas, dijo haber hablado por teléfono el jueves con su madre en Acklins.

Llamaba para pedir ayuda porque entraba agua en su casa”; dijo Forbes. “Los tejados de la gente se levantaban. Nadie sabía (de la tormenta), así que no hubo preparativos, no hubo reunión, no hubo nada”.

Se espera que islas como San Salvador, la Isla del Gato y Cayo Rum sean las más afectadas antes que la tormenta cambie de rumbo hacia el norte, dijeron meteorólogos.

Joaquín tenía vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora (130 millas por hora), dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami, que lo describió como un huracán “extremadamente peligroso”. Para las 5 de la madrugada EDT del viernes, se encontraba unos 35 kilómetros (20 millas) al nordeste de la isla Clarence Long y avanzaba hacia el noroeste a unos 6 kmh (3mph).

Las autoridades en el cercano archipiélago de Turcos y Caicos ordenaron el cierre de aeropuertos, escuelas y oficinas del gobierno.

Por su parte el gobierno de Cuba emitió una alerta de tormenta tropical para las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín y Guantánamo.

Las predicciones apuntaban a que la tormenta virará el viernes al norte y noroeste, hacia Estados Unidos, aunque los expertos seguían reuniendo datos para tratar de determinar cómo podría afectar a la costa Este de Norteamérica, que ya sufría inundaciones e intensas lluvias por otras tormentas.

Todavía hay una alta posibilidad de que el ciclón pueda llegar a algún punto de Estados Unidos”, dijo Dennis Feltgen, un meteorólogo y vocero del Centro Nacional de Huracanes.

El Centro dijo que en partes de las Bahamas podrían presentarse marejadas de hasta 3 metros (10 pies) por encima de lo normal y entre 250 y 380 milímetros de lluvia en partes del centro de Bahamas.

El Centro Nacional de Huracanes pronosticó que la tormenta podría aproximarse a la costa Este de Estados Unidos por North Carolina y Virginia el domingo o el lunes.

Residentes de las Carolinas deben prestar atención y estar pendientes de la tormenta”, dijo Eric Blake, especialista en huracanes en ese centro.

Agencias

Share Button