Hallan caja fuerte sellada en oficinas del exgobernador Padrés

Hermosillo.- Además de varias hieleras con dinero en efectivo, los peritos e investigadores que efectuaron los cateos en propiedades del exmandatario panista Guillermo Padrés Elías, familiares y cómplices, también encontraron una moderna caja fuerte cuya tecnología de seguridad puso a prueba la capacidad de varios cerrajeros que no pudieron abrirla, por lo que fue necesario violentarla para acceder a su contenido.

Fuentes oficiales detallaron a Grupo Imagen Multimedia que la caja de valores estaba muy bien escondida en la lujosa residencia ubicada en Justo Sierra número 121 de la colonia Pitic, un domicilio habilitado como oficina del exgobernador de Sonora, donde el veterinario y administrador del rancho Pozo Nuevo, Luis Aristiga López Moreno, confesó que escondía el dinero en efectivo que le entregaban exfuncionarios y empresarios coludidos con el pasado sexenio.

En las oficinas de la familia Padrés Elías los agentes decomisaron facturas, talones de cheques, información financiera de los ranchos y documentación oficial del gobierno de Sonora durante la administración 2009-2015

Hasta el momento, las autoridades estatales se han reservado el monto total de lo incautado al exgobernador de Sonora y su hermano Miguel Padrés Elías, quienes están vinculados a la investigación por operaciones con recursos de procedencia ilícita, debido a que el principal sospechoso los señaló como propietarios de al menos cinco o seis hieleras donde calculó que había unos 35 millones de pesos en efectivo.

En entrevista, el procurador de Justicia del estado, Rodolfo Montes de Oca Mena, corroboró los datos dados a conocer mediante la declaración ministerial del veterinario-administrador del rancho Pozo Nuevo de Padrés, quien fue detenido en flagrancia delictiva transportando más de 3.5 millones de pesos en efectivo, ocultos en una hielera.

Más que una nueva versión, es la declaración ministerial que rindió el inculpado ante el agente del Ministerio Público una vez que se le puso a disposición; lo que sucede es que originalmente nosotros no podíamos revelar esa información porque se encontraba sujeta a la averiguación previa. Cuando ya se consigna el asunto, primeramente por narcomenudeo, y que se dicta el auto de formal prisión, a partir de ese punto ya no está bajo reserva. Toda esa información procede de la confesión que rindió el inculpado”, aseguró Montes de Oca Mena.
Además de los 3.5 millones de pesos asegurados, en las oficinas de la familia Padrés Elías los agentes también decomisaron facturas, talones de cheques, información financiera de los ranchos y documentación oficial del gobierno de Sonora durante la administración 2009-2015, como información de licitaciones públicas y estados financieros; además de que en la casa de José Dagnino Acuña, cuñado del exmandatario panista, los agentes investigadores encontraron armas de uso exclusivo del Ejército, por lo que dieron vista a la Procuraduría General de la República para que investigue delitos del fuero federal.

A la fecha solo ha sido consignado el veterinario Luis Aristiga; sin embargo, el procurador de Justicia adelantó que en las próximas semanas habrá más sospechosos remitidos ante el juez, debido a la que la investigación no ha concluido y la Fiscalía continúa con las diligencias para robustecer la averiguación previa.

“Esta consignación que se hizo del veterinario es un desglose; es decir, la averiguación previa continúa por otros sospechosos; se mandó esa consignación y nos quedamos nosotros (PGJE) con una parte del expediente para continuar con la investigación; obviamente que se citarán a más implicados a declarar”, agregó el fiscal.

En su declaración ministerial, Luis Aristiga menciona al exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, sus hermanos Miguel y Julio César, además del exfuncionario David Tinajero, quien durante el pasado sexenio se desempeñó como director del Fideicomiso Impulsor.

Excélsior/El Bravo

Share Button