Gaceta

Raúl Terrazas Barraza

6/02/15

Candidatura quita sueño a muchos

Pudiera decirse que el PRI es el partido con mayor avance en el cumplimiento de sus responsabilidades en el proceso electoral que casi está a la mitad de su desarrollo.
De no ser porque el aspirante a la candidatura para la Diputación Federal por Matamoros, Daniel Sampayo Sánchez se declinó a la nominación, las cosas estuviesen en orden o dicho de otra manera, los comentarios desfavorables no estuviesen en la escena política estatal.
El procedimiento todavía no se repone, por tanto, en firme hay siete prospectos a las candidaturas, de los cuales, los últimos cuatro ya entregaron toda la documentación complementaria que requieren para que la designación de su partido, el PRI pueda quedar en firme dentro de unos días.
Solo hay que recordar que ya se acercan los días de las convenciones y que el asunto de Matamoros tiene que resolverse.
No está por demás señalar que quizá sea la oportunidad tan esperada por el doctor Víctor García Fuentes, quien ha dedicado mucho a las tareas priístas y aunque ahora está dedicado de lleno a la chamba del PRI, sí pude dejar eso para convertirse en el candidato a la Diputación Federal.
Además, si la secretaría general de un comité municipal, el de Nuevo Laredo ya dio una candidata a Diputada Federal en la persona de Yahleel Abdalá Carmona, hija del ex diputado Federal Juan Manuel Abdalá de la Fuente, la presidencia del comité municipal del PRI en Matamoros, claro que está en condiciones de aportar otro candidato para esta “horneada” de Legisladores que representarán a Tamaulipas en el Congreso de la Unión.
El hueco que hay en el procedimiento para la selección de candidatos a Diputados Federales por la retirada de Sampayo Sánchez, resulta muy atractivo para infinidad de personajes que con gusto se sacrificarían por la nominación, el asunto es que, no cualquiera puede ser el candidato que el priísmo matamorense necesita.
La lista es larga y aseguran que está en análisis casi todos los días, en el entendido de que todos tienen las mismas posibilidades mientras el hueco siga ahí.
Nos referimos al dirigente estatal del PRI, Rafael González Benavides, al presidente de la Fundación Colosio en el país, Adrián Gallardo Landeros, Raúl González García que fue Secretario del Trabajo, su hermana Mónica González que aunque desanimada porque estuvo ilusionada con esa idea por muchas semanas, pero, quedó fuera de la jugada al aparecer Sampayo Sánchez, de quien los muchos dijeron que era la cuña requerida para neutralizar a los panistas, por aquello de que también hay Sampayo¬’s de ese otro bando político.
Manejan hasta la idea de que el yerno del ex alcalde Jesús Roberto Guerra Velazco, Alfonso Sánchez Garza, quien dejó la presidencia municipal priísta en manos delos panistas, podría ser buen prospecto para la candidatura, porque trae varias espinas bien clavadas y si gana la elección de diputado federal, se demostrará a sí mismo que las puede y que pese a los desaciertos está vigente.
Está claro que la candidatura para la Diputación Federal por Matamos quita el sueño a muchos, incluidos los que trabajaron en otras épocas del partido, pero que, creen poder estar de nuevo en la política. Hace unos días todo apuntaba a que el bueno para sustituir a Sampayo Sánchez, sería el exdiputado y exfuncionario municipal y estatal, Jesús de la Garza Díaz del Guante, sin embargo, con el correr de los días algunas cosas pudieron verse a detalle y considerar que no es la mejor opción.
Antes de que se nos pase le diremos que la documentación complementaria que los cuatro aspirantes priístas trajeron, se refiere al respaldo por escrito de sectores y organizaciones del PRI, entre ellos los Consejos en los que están representadas las bases del tricolor.
Desde luego, fue una buena oportunidad para que Alejandro Guevara Cobos, que va por la Diputación de Mante, Esdras Romero Vega por Madero, Edgardo Melhem Salinas por Río Bravo y Yahleel Abdalá Carmona por Nuevo Laredo, se sintieran arropados los manejadores del PRI y de saber que la estructura partidista estará a su disposición para que ganan las elecciones sin dar lugar a cuestionamientos de sus adversarios, en especial de los panistas que dejan correr la versión de ser competitivos, cuando en realidad en Tamaulipas lo que el PAN tiene son grupos desgastados que no hacen ganar a nadie.

Los otros
Por fin el grupo panista del Senador Francisco García Cabeza de Vaca se apoderó de las oficinas de comité estatal del PAN.
Ello sucedió luego de que el encargado de la oficina estatal Pablo Hinojosa Cantú cumplió con la instrucción enviada desde el comité nacional, para que llevar a cabo el procedimiento de entrega-recepción del comité estatal a César Verástegui Ostos, quien ganó la elección interna hace unos días al nuevoladerense Agustín Chapa Torres.
Hinojosa Cantú se mantenía al frente de la oficina, porque el Director del DIF de Nuevo Laredo, se inconformó con el resultado de la elección y la impugnó, sin embargo, los argumentos presentados se quedaron cortos y la dirigencia nacional del PAN hizo ver que la razón está del lado del ex alcalde de Xicoténcatl, Verástegui Ostos.
Como quiera flotó en el ambiente panista, la intención de los seguidores de Chapa Torres para acudir a otras instancias e incomodar al nuevo dirigente, con la muy remota posibilidad de que el proceso interno del PAN pudiera echarse abajo.
Por lo pronto el nuevo dirigente del PAN, dijo a los cuatro vientos que no estará allí para cumplir con las instrucciones políticas del Senador García Cabeza de Vaca y dejó entrever que las propuestas que pudiera hacerle, serían analizadas por sus compañeros.
Si llegó a pensarse que al inicio de la etapa de Verástegui Ostos como dirigente del PAN, vendría el dirigente nacional de ese partido, Gustavo Madero Muñoz, obvio, se pensó mal, porque so no sucedería jamás.
No obstante a ello, si estuvieron en el evento de entrega-recepción el Diputado Francisco Garza de Coss, el secretario Rodrigo Monreal Briseño y el grupo de aspirantes que andan tras las candidaturas plurinominales por esta región.
No estuvo el Diputado Enrique Rivas Cuéllar de Nuevo Laredo, porque acudió a la capital del país para protestar como Coordinador Regional de Diputados locales panistas en los Estados de la Región Noreste, chamba que desempeñará hasta el mes de septiembre venidero.
Así como en el municipio de Victoria, se registran bajas de funcionarios porque atienden invitaciones de carácter político, también sucederá en otras ciudades de la entidad, como Reynosa, Tampico y Madero, situaciones que podrían verse como oportunidades por los alcaldes para reducir la lista de colaboradores pensando en los desagradables recortes presupuestales que se supone comienzan ya desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Al menos el presidente municipal de Reynosa, José Elías Leal, actúa en función de esto último para llevar a cabo enroques y cambios de funcionarios en su administración.

Share Button