Ex comandante de la Policía Federal reconoce cargos en EU

22/05/2018 – ESTADOS UNIDOS.- Iván Reyes Arzate, ex comandante de la Policía Federal de México, utilizó un inusual recurso para declararse “no competente” en una Corte Federal de los cargos de obstrucción a la justicia y conspiración para impedir de manera corrupta una investigación de narcotráfico en Estados Unidos.

El declararse “no competente” en un proceso penal significa que el acusado reconoce que los hechos del caso darían lugar a un veredicto de culpabilidad, y se hace responsable penalmente, aunque él no está admitiendo los hechos.

La Oficina del Procurador Federal para el Distrito Norte de Illinois informó que Reyes Arzate, de 46 años y originario de la Ciudad de México, se declaró “no competente” el pasado 11 de mayo de las acusaciones sobre una investigación que realizaba la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA).

La jueza federal Amy St. Eve aceptó la declaración y fijó la sentencia del caso para el próximo 29 de agosto.

El cargo de obstrucción de la justicia conlleva una sentencia máxima de 20 años de prisión, mientras que el delito de conspiración se castiga con un máximo de cinco años de cárcel.

Según las autoridades, Reyes adquirió información sobre la investigación usando su puesto en la Policía Federal mexicana, que se coordinaba con la DEA y la Oficina del procurador federal de Estados Unidos en Chicago para investigar una organización internacional de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Reyes, a quien se le conoce también como “La Reina”, habría filtrado la información a miembros del cártel que estaba siendo investigado, de acuerdo con la información de la corte.

El procurador federal para el distrito norte de Illinois, John R. Lausch Jr., dijo que la declaración “es histórica ya que representa la primera vez en este distrito que un oficial extranjero de alto nivel se hace responsable penalmente en un tribunal de Estados Unidos de obstruir una investigación estadunidense dirigida contra el crimen organizado transnacional”.

“Este resultado sigue a más de un año de duro trabajo en nombre de nuestros socios en la DEA y nuestros homólogos en México. Seguimos firmes en nuestro compromiso de desarticular y desmantelar las organizaciones de tráfico de drogas y luchar contra la corrupción en todos los niveles”, señaló Lausch.

Antes de su detención en abril de 2017, Reyes Arzate era el miembro de más alto rango de la Unidad de Investigación Sensible de México, una parte de la Policía Federal mexicana que trabaja en coordinación con las autoridades de Estados Unidos en investigaciones de tráfico de drogas.

En sus ocho años con la unidad, Reyes Arzate estuvo involucrado en muchas investigaciones de alto perfil, incluyendo la de Joaquín “El Chapo” Guzmán, exjefe del cártel de Sinaloa.

Agencias

Share Button