“Estoy muy contento”, dice agresor de Rajoy

16/12/15.- Andrés V. F., el adolescente de 17 años que le lanzó un puñetazo al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, no mostró arrepentimiento por su acción cuando fue detenido por agentes de seguridad.

“Estoy muy contento de lo que he hecho”, le dijo a la policía tras ser detenido en medio del tumulto de la comitiva que acompañaba al líder del Partido Popular en las inmediaciones de la iglesia de La Peregrina, en Pontevedra, según el diario español “El País”.

El joven se acercó a Mariano Rajoy como si fuera a hacerse un selfie y le propinó el golpe en la cara, que le tiró y rompió las gafas y lo dejó aturdido.

De acuerdo con el diario “El Mundo”, Andrés V. F. es conflictivo y ya le ha dado numerosos dolores de cabeza a su acomodada familia.

Además, es simpatizante del movimiento independentista gallego. “En las redes sociales muestra su admiración por el Pontevedra Club de Fútbol y por su peña [hinchada] más radical, Mocidade Granate. En Twitter se presenta como antifascista y reproduce la proclama independentista Galiza ceive (Galicia libre)… ‘El sistema no te educa te miente'”, reseña “El Mundo”.

“Voy a hacer un atentado en la sede del PP [Partido Popular]”, escribió hace un año en su cuenta de Twitter.

“El Mundo” también consigna que el adolescente ha sido expulsado de varios colegios y ha tenido problemas por el consumo de drogas y ansiolíticos.

“En las redes sociales presumía de sus gamberradas, como en un video donde se ve cómo ponía un petardo en el colegio Los Sauces, uno de los centros más elitistas de Galicia”, indica “El Mundo”.

La familia de Andrés de V. F. es adinerada. Su madre tiene una oficina donde realiza gestiones y trámites administrativos y su padre es abogado en la Cámara de Comercio.

Después de la agresión, el rostro de Mariano Rajoy lució golpeado, pero no parece haber sido lesionado de gravedad.

Mariano Rajoy apareció luego sonriendo, pero sin sus anteojos, en un acto de campaña en la cercana ciudad de La Coruña.

La ministra de Desarrollo de España, Ana Pastor, confirmó en un mensaje de Twitter el suceso ocurrido frente a una iglesia en Pontevedra, donde Mariano Rajoy hacía campaña para su Partido Popular antes de las elecciones del domingo.

El Universal/El Bravo

Share Button