Entregarán tarjetas para el Bienestar a beneficiarios del padrón de Prospera

A los beneficiarios que estaban inscritos en el programa Prospera -hasta noviembre del año pasado- se les va a notificar en su domicilio si fueron aprobados para recibir el apoyo que ahora se dará a través de la beca Benito Juárez para educación básica, a fin de que acudan a recibir las tarjetas del Banco para el Bienestar (antes llamado Bansefi).
Esto será luego que dicho padrón fue verificado para confirmar si las familias tienen hijos cursando primaria o secundaria y que realmemte viven en una situación económica de precariedad, procedimiento que fue realizado en meses pasados por servidores de la nación.

Citados por colonia
Silvia Burgos Sánchez, subdelegada del programas federales en Matamoros, informó que las personas que sí fueron aprobadas recibirán un aviso previo a la fecha en que les toque recoger su tarjeta, por lo que no es necesario acudir a preguntar, pues ayer se generó un congestionamiento en las oficinas donde anteriormente funcionó ese programa, debido a que muchas personas que no recibieron la notificación se presentaron para revisar su situación.
Mencionó que en días pasados se instaló un módulo en la unidad deportiva conocida como Alberca Chávez, donde los beneficiarios están siendo citados por colonia, comenzando por el fraccionamiento Las Brisas, posteriormente Los Encinos y ayer correspondió a Palmares, a fin de que recojan su plástico.

Mil 600 bimestrales
La funcionaria refirió que en Matamoros se entregarán cerca de siete mil 400 tarjetas a igual número de familias que ya fueron verificadas y que sí calificaron para recibir la beca, a quienes se les otorgará a lo largo de los siguientes días, hasta el nueve de octubre.
En esta ocasión el apoyo será de mil 600 pesos bimestrales por familia, los cuales serán depositados en la tarjeta para el Bienestar, una vez que la hayan recogido y activado, es decir que podrán disponer del recurso de inmediato.
Cabe mencionar que en el sexenio anterior ese apoyo era de mil 116 pesos bimestrales por familia, más 120 pesos por cada hijo menor de nueve años, pues su propósito era destinar tales recursos a la alimentación de los pequeños y garantizar su sano crecimiento.

Corresponsabilidad eliminada
Antes también se exigía a las madres de familia, que figuraban como titulares del apoyo, que cumplieran con su asistencia a pláticas sobre nutrición y que se practicaran exámenes para la detección del cáncer en unidades de la Secretaría de Salud.
Actualmente tales obligaciones de corresponsabilidad fueron eliminadas.
Asimismo desapareció el esquema de canje por comestibles, ya que en el pasado el apoyo que se depositaba en las tarjetas de Prospera únicamente se podía utilizar para comprar productos de la canasta básica en las tiendas comunitarias Diconsa, en tanto que ahora el dinero se podrá utilizar en distintos establecimientos.

Share Button
publicidad notas local