Diabéticos pueden comer todo estas fechas con moderación

El especialista en endocrinología y director médico de la Casa del Diabético y Tiroideo de Sonora, Roberto Holguín Almada, subrayó que los diabéticos pueden probar todo tipo de alimentos en estas fechas, pero en forma moderada para después retomar la dieta de inmediato.

 

El mayor problema para todas las personas, no sólo en los diabéticos, es el exceso en el consumo de comidas y bebidas en las festividades decembrinas, especialmente en Navidad y año nuevo, refirió.

 

Mencionó que fuera de estas fechas, en un día normal se consumen entre mil 500 y mil 800 calorías, pero en la temporada decembrina el cuerpo recibe cada día entre cinco mil y ocho mil calorías diariamente.

 

“Esto representa como tres kilogramos de peso y es sumamente tóxico para la salud”, alertó el médico endocrinólogo.

 

Refirió que el consumo de bebidas y alimentos durante las fiestas decembrinas de Navidad y año nuevo suman un promedio de cuatro kilogramos de peso corporal en las personas, pero es posible mantenerse alimentándose en forma moderada y sin excesos.

 

El alimento más importante del día es el desayuno, destacó, y es el que más se omite, en el que también, por lo general, se consumen muchas harinas y eso no representa una adecuada nutrición, especialmente para los niños y las personas de la tercera edad.

 

Holguín Almada manifestó que para las personas diabéticas está prohibido que coman los alimentos llamados “recalentados” propios de esta temporada, porque carecen de valor nutricional, incluso para las personas con buena salud.

 

Para los obesos, tiroideos y de la tercera edad, además de los diabéticos, los recalentados están prohibidos en cualquier época del año porque pueden ocasionarles daño renal, destacó.

 

Mencionó que los alimentos que se recalientan después de 48 horas que se prepararon, contienen bacterias y el organismo de las personas con los problemas de salud mencionados no puede manejarlas ocasionándoles un ataque metabólico.

 

“Un error grande es congelar el alimento, más vale prepararlo de nuevo, no podemos estar congelándolos ni guardarlos por mucho tiempo, cuando mucho de un día para otro”, indicó.

 

A las 24 o 72 horas de preparado un alimento ya no tiene valor nutricional, pues los hongos consumen los micronutrientes y sólo dejarán las grasas y azúcares, por lo que –subrayó- “nos dejan lo peor del alimento”.

 

Para evitar esa situación, recomendó, al terminar de preparar la comida se debe separar y enfriar, para después conservarla o refrigerarla a una temperatura de menos 17.0 grados.

 

El especialista en endocrinología destacó que las técnicas para conservar alimentos durante mucho tiempo son sofisticadas, además de que se requiere del equipo y el manejo adecuado.

Share Button