Desfilarán más de 4,500 estudiantes y militares

Mas de 4,500 personas, en su mayoría alumnos que integrarán 46 contingentes confirmados de instituciones educativas -desde nivel básico hasta superior- y de las Fuerzas Armadas y de seguridad en la ciudad de Matamoros participarán en el desfile cívico-militar del lunes 16 de septiembre a partir de las 9 de la mañana, precisó ayer el secretario de Educación, Cultura y Deporte (SECUDE) municipal, Alejandro Villafañez Zamudio.
“Tenemos un número de contingentes superior al año pasado, tenemos más de 40 contingentes, 46 ya confirmados, y esto nos pone en un serio predicamento en el sentido de que también tenemos que cuidar mucho el tiempo que dura el desfile, por los niños y jóvenes que transitan y caminan en él, además de las familias que van a presenciarlo…estamos hablando de 100 -alumnos- en cada contingente, no queremos que sea demasiado largo para no poner en riesgo la salud, por el Sol”, dijo Villafañez Zamudio.

Vigilarán 300 efectivos

Respecto a la seguridad que se implementará en el primer cuadro de la ciudad desde y en la plaza “Miguel Hidalgo” desde un día antes al desfile, el secretario del Ayuntamiento, Federico Fernández Morales, especificó que durante la celebración del 209 Aniversario de Independencia y durante la noche del Grito de Independencia la vigilancia estará a cargo de “alrededor de 300 efectivos de todas las corporaciones; intervienen la vigilancia municipal, la Policía Estatal Acreditable, la Secretaría de Marina (SEMAR), la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Policía Federal”.
“Hubo una reunión interinstitucional -el 10 de septiembre- en donde todas las instituciones de seguridad y organismos de seguridad hicimos un acuerdo para vigilar la celebración de la ceremonia del Grito de Independencia el domingo en la tarde y en el desfile que es el 16 de septiembre a las 9 de la mañana”, comentó Fernández Morales.

Vigilancia discrecional

El Secretario del Ayuntamiento precisó que entre los temas centrales que trataron en la junta fueron sobre “los cordones de seguridad, sobre todo brindar a la población que se acerque a los eventos cívicos con la certeza de que van a estar seguros, vigilados, las policías van a actuar con mucha discreción”.
“Anteriormente se ponían arcos detectores de metales, incluso se hacía un barrido a las personas y eso ha generado alguna molestia entre la población, se van a evitar ese tipo de situaciones y únicamente va a ser discrecional cuando veamos a alguien que esté alterando el orden, y a esa se le va a llamar primero la atención y se le va a conminar al orden, y si ya es algo extremo se le tendrá que asegurar”, dijo Fernández Morales.
Recalcó que, “los accesos a la plaza principal van a estar vigilados, cuidados; se van a cerrar las calles como se hace comúnmente, se va a tratar de que se genere la menor molestia a la población para que sea un acto cívico que se convierta en una fiesta familiar”.

Agencias

Share Button
publicidad notas local