Declaran la emergencia por tormentas en Texas

29/12/2015 – El gobernador de Texas, Greg Abbott, declaró el estado de emergencia para cuatro condados de su estado por las condiciones extremas que se registran tras las severas tormentas que han durado varios días.

Recomendaciones
El estado de emergencia fue declarado para los condados de Collin, Dallas, Ellis y Rockwall, por las condiciones peligrosas de los caminos, en especial en el oeste de Texas, debido a las intensas lluvias, nevadas y posibles tornados. Las tormentas ya causaron 11 decesos y se han registrado al menos tres tornados, además de intensas lluvias y nevadas. “Necesitamos que permanezcan vigilantes, que pongan atención y cumplan con las recomendaciones de las autoridades locales”, señaló el mandatario estatal en una rueda de prensa. El gobernador recomendó a conductores a permanecer alejados de los caminos y a refugiarse en albergues y lugares seguros, ya que hay advertencias de inundaciones en más de 30 condados para las primeras horas del lunes, entre otras alertas. El gobernador Abbott señaló que fue reportada al menos una docena de tornados alrededor del norte de Texas y que meteorólogos aún trabajan para confirmar cuántos más podrían tocar tierra. El mandatario evadió precisar el número de decesos porque apuntó que grupos de rescate aún trabajan en búsquedas de casas destruidas por los fenómenos naturales.

El día en que todo voló
Una serie de tornados arrasó el sábado la ciudad de Dallas y sus suburbios el fin de semana. Había techos arrancados, fachadas rotas, montañas de vigas mezcladas con coches aplastados e incluso barcos que volaron como si fueran juguetes. Los habitantes del norte de Texas fueron testigos al levantarse y ver las escenas de terror. Mientras los residentes del norte de Texas analizaban el lunes la destrucción de los mortíferos tornados del fin de semana, el sistema de tormentas que desencadenó los meteoros trasladaba un tiempo invernal al centro-norte de Estados Unidos y agravaba las inundaciones, a las que ya se atribuían más de una decena de muertes. Al menos 11 personas murieron y decenas resultaron heridas al paso de los tornados en la zona de Dallas, donde causaron daños considerables. Las tormentas e inundaciones en Missouri e Illinois se sumaban a una serie de efectos del mal tiempo en todo el país, que provocaron al menos 43 muertes en menos de una semana. Para estos días se pronosticaron precipitaciones en el centro del país con nevadas intensas, heladas y vientos fuertes en 11 estados y lluvias intensas en zonas ya anegadas de Missouri y Arkansas.

Daños
Los daños empezaban a quedar patentes en el norte de Texas, donde las autoridades estimaban que hasta 1,450 viviendas quedaron dañadas o destruidas. Había vehículos destrozados, líneas eléctricas derribadas y árboles arrancados. Las lluvias fuertes, el viento y las temperaturas bajas complicaban las tareas de limpieza. “Esto representa un enorme impacto sobre nuestra comunidad y todos estamos sufriendo”, dijo Pedro Barineau, teniente de la policía de Garland, en referencia a ese suburbio ubicado 32 kilómetros (20 millas) al noreste de Dallas donde ocho personas perdieron la vida, 15 resultaron heridas y unas 600 estructuras resultaron dañadas, principalmente casas.

Agencias

Share Button