Con buen ambiente para Día de Muertos

30/10/2015 – En segundo año consecutivo en los cuatro panteones de la mancha urbana se colocaron letrinas, tanques contenedores de la basura y se brindó mantenimiento al servicio de agua potable, para optimizar la prestación de servicios a quienes visitan a sus seres queridos que se adelantaron en el camino, igualmente se contará con guardia de Servicios Primarios durante los Días de Muertos para atender las necesidades que se presenten; un factor que incrementará concurrencia es el clima de seguridad que existe en la región.

Atención ciudadana
Como se hace cuando menos tres veces al año, unos 30 elementos de Servicios Primarios realizan labores de recolección de basura y corte de hierba, para mantenerlos en buenas condiciones y recibir a la afluencia de visitantes que se espera se incremente en este año, debido a las condiciones de seguridad que han mejorado notablemente, destacó el responsable del departamento, Carlos Rafael García de la Garza.
El primer panteón que existió se ubicó en la calle Porfirio Díaz entre Allende e Hidalgo, del cual no existen mayores antecedentes, ya que ahí lo absorbió el primer cuadro de la ciudad, conociéndose solamente que ahí se encontraban sepultados los fundadores de San Fernando, citó el informante.

Panteones
En segunda importancia de antigüedad le sigue el Panteón Viejo o San Fernando, ubicado en la calle Zaragoza norte, con casi una hectárea de tumbas que ya se encuentra cerrado y solamente recibe cuerpos de quienes tienen ahí familiares; ahí se pueden observar tumbas del año 1800.
En 1957 en cuatro hectáreas se instala el Panteón San Francisco de Asís de la colonia Loma Alta, que ya se encuentra rebasado en su capacidad. Cabe señalar que fue creado por don Francisco García de la Garza, en su época de presidente municipal, quien por cierto ahí mismo fue sepultado.
Los panteones que tienen espacios disponibles son: el Paso Real, instalado en superficie de dos hectáreas, en la colonia de la que toma su nombre y con 10 hectáreas funciona el del Rincón del Recuerdo, de la colonia Américo Villarreal Guerra, el último que fue creado para atender las demandas populares en el tema mortuorio.

Visitantes
Como es ya es tradicional, días antes de la fecha en que se conmemora el tradicional Día de los Angelitos y de los Fieles Difuntos, las familias locales empezaron a visitar a los panteones, algunos en el afán de arreglar previamente las tumbas de sus seres queridos.
La señora María Gracia, quien dijo radicar en la colonia Ribereña, manifestó que el municipio se encarga con la debida anticipación, de la limpieza de los camposantos, sin embargo, a los dolientes corresponde arreglar la o las tumbas de los seres amados que ya han partido de este mundo; “aunque hay algunas tumbas que no reciben visitas”.

Javier Manilla

Share Button