Aplican recursos para detener la inmigración

19/12/2015 – Mission.- Se incluyeron más de 897 millones de dólares para apoyar a México y América Central en la ley de financiamiento, presupuesto del año fiscal 2016, anunció el congresista Henry Cuéllar.

El proyecto
El financiamiento es resultado del cabildeo del congresista demócrata y Kay Granger (R-TX), presidente del Subcomité de Apropiaciones de Operaciones del Estado y Operaciones en el Extranjero. El ómnibus incluye 750 millones de dólares en fondos para implementar la estrategia para el compromiso de Estados Unidos en Centroamérica en apoyo del Plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte de Centroamérica, que si se implementa con éxito ayudará a reducir la inmigración ilegal a los Estados Unidos y reforzar la gobernanza regional, la prosperidad y la seguridad. “Seguimos jugando a la defensiva en nuestra línea de gol cuando se trata de la cuestión de la inmigración ilegal”, dijo el congresista Cuéllar.

Estratégica inversión
“Lo he dicho en varias ocasiones que para detener la inmigración ilegal aquí en casa, hay que aportar inversión estratégica en el extranjero”. La ley ómnibus incluye una importante inversión en América Central para ayudar en la lucha contra aquellos elementos que están causando que miles de niños y familias huyan de sus hogares. En octubre y noviembre aumentó al doble el número de menores no acompañados y las familias que llegaron a la frontera sur en comparación con el mismo período del año pasado. Esto nos pone en camino para ver más cruces ilegales de centroamericanos que en el 2014, cuando hubo más de 68 mil 541 niños no acompañados y las familias detenidas en la frontera. Esta afluencia ha provocado que el Departamento de Salud y Servicios Humanos, la agencia federal encargada de cuidar a los niños no acompañados procedentes de El Salvador, Guatemala y Honduras, solicitará seis mil 400 camas temporales adicionales.

Vigilancia fronteriza
El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que la policía estatal desplegada en la frontera sur ayuda a detener el cruce de indocumentados, pero para parar el aumento de menores que viajan solos es necesaria la Guardia Nacional. “Lo que estamos haciendo a través de la frontera está logrando grandes resultados”, dijo Abbott este viernes a periodistas en Austin, tras la graduación de una generación de agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) que serán enviados a vigilar la frontera. “Ustedes son una clase superior, al ser la primera en graduarse como parte del nuevo escudo de frontera permanente, que será la primera línea de defensa para nuestro estado y nuestra nación”, dijo Abbott a los nuevos agentes. Agregó que los nuevos agentes “van a enfrentarse a las amenazas conocidas de los cárteles de la droga, las pandillas transnacionales, las operaciones de contrabando y el tráfico de personas”. También se enfrentarán a las “amenazas desconocidas de aquellos que buscan hacer la guerra contra nuestras libertades y nuestra libertad”, añadió el gobernador.

Agencias

Share Button