Activistas que viven con VIH hacen demandas a gobierno federal

09/12/17.- Activistas que viven con VIH demandaron al gobierno federal detener la transferencia de pacientes de un sistema de salud a otro; los cambios deben ser voluntarios porque afectan la continuidad del tratamiento y el control de la infección, argumentaron. Esta es una de las diez demandas con las que concluyó el II Encuentro Nacional de Liderazgo Positivo.

El traslado de pacientes está relacionado con la pérdida del Seguro Popular, que se retira cuando el beneficiado -tras obtener un trabajo formal- es incorporado a la seguridad social, sea en el IMSS o en el ISSSTE. Sin embargo, el reinicio del tratamiento transcurre luego de varios meses durante los que se suspende la toma de antirretrovirales y se pierde el control obtenido de la infección, lo cual hace que el presupuesto invertido se pierda. Igual sucede cuando las instituciones receptoras de dichos pacientes les modifican el esquema farmacéutico.

Los 110 participantes, con trabajo en 30 entidades federativas, asumieron el compromiso de aplicar las herramientas adquiridas en la incidencia y defensa de su tratamiento. Por su parte el comité organizador de este encuentro informó que entregará el reporte de los cuatro días de actividades, así como el pronunciamiento final, al Centro Nacional para la Prevención y el Control del Sida que aportó los recursos para sustentarlo.

Al respecto Agustín López González, Director de Prevención del CENSIDA, expresó que para la Secretaría de Salud es una obligación recoger y respaldar las conclusiones, quejas o demandas suscritas por los activistas. “Necesitamos escuchar a quienes viven la epidemia”, aseguró, para luego reiterar el compromiso de trabajar coordinadamente a pesar de las diferencias en cuanto a la visión que sobre la epidemia se tiene en el sector.

Durante el último día de estos trabajos, realizados en un hotel de la Ciudad de México, la participación se centró en elaborar un diagnóstico por regiones respecto de los principales problemas que enfrentan quienes viven de manera crónica bajo tratamiento antirretroviral. Mujeres, hombres y mujeres transgénero refirieron muchos problemas en el abasto de medicamentos, pero sobre todo en la atención médica resultan de problemas estructurales, pues con frecuencia los procesos administrativos son los que determinan el servicio. En muchos Capasits, pero también en hospitales del IMSS e ISSSTE, el personal primero piensa en el trámite y luego en el paciente, con lo cual se burocratiza el servicio.

Otro punto destacado fue la distancia que deben recorrer quienes viven en comunidades o municipios apartados de las ciudades que cuentan con servicio especializado, toda vez que “no hay dinero para el pasaje” y “es difícil viajar cada mes por medicamento o cada tanto tiempo por consulta”. También señalaron que en varias entidades no se realizan los estudios de laboratorio para monitorear el control de la infección y que mucho menos tienen acceso a condones para que puedan cuidar tanto la salud sexual de sus parejas como la suya propia.

Entre los principales problemas que identificaron destacó la creciente criminalización de la transmisión sexual del VIH que les impide casarse y constituye causal de divorcio en varias entidades, así como la existencia del delito de peligro de contagio que les inhibe su sexualidad y ofrece herramientas para ser acusados de trasmitir intencionalmente el virus.

Finalmente, los asistentes acordaron sumar acciones para denunciar a la revista TVNotas por usar el sida como escándalo y divulgar documentos del expediente médico de un actor, violando no solo el principio constitucional de no discriminación sino también el manejo de información privada.

Agencias

Share Button