35 mil discapacitados sin servicios de salud en Tamaulipas

4/12/2015 – Pese a que la salud es un derecho constitucional, en Tamaulipas, dos de cada diez personas con discapacidad no están afiliados a instituciones médicas, lo que implica un aproximado de 35 mil 816 personas en esta condición de doble vulnerabilidad.

De acuerdo con el Inegi, en 2014, el 6% de los mexicanos tenía discapacidad y la entidad se encuentra por debajo de este índice, pues su prevalencia es del 5.1% con respecto a la población estatal.

El cálculo está basado en la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) del año pasado, que ubica a Tamaulipas con una población de 3 millones 511 mil 463 personas, de lo que se desprende que 179 mil 084 presentan algún tipo de discapacidad, y a su vez, el 20 por ciento carecen de afiliación o derechohabiencia médica, sumando éstos 35 mil 816.

Del sector con discapacidad, los que sí son derechohabientes se distribuyen en IMSS (54%), Seguro Popular o para una Nueva Generación (36.9%), ISSSTE (13.9%), institución privada (7.9%), Pemex, Defensa o Marina (4.9%), “otra institución” (2.8%) e ISSSTE estatal (0.5%).

El reporte del Inegi con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, hoy 3 de diciembre, reconoce que “el acceso a la salud es uno de los derechos fundamentales de la población en general y en el país tiene rango constitucional. Para las personas con discapacidad es esencial contar con acceso a servicios de salud por los cuidados y el seguimiento que requieren”.

El Artículo 25 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad señala que los países que forman parte, deben reconocer que este grupo de la población tiene derecho a gozar del más alto nivel posible de salud, sin discriminación alguna.

Deberán adoptar las medidas pertinentes para asegurar su acceso a servicios de salud que tengan en cuenta las cuestiones de género, incluida la rehabilitación relacionada con la salud.

Según los datos de la Enadid 2014, los tipos de discapacidad más frecuentes a nivel nacional son: caminar, subir o bajar usando sus piernas (64.1%) y ver, aunque use lentes (58.4%) y en el extremo opuesto se ubica la dificultad para hablar o comunicarse (18%).

Los tipos de discapacidad más frecuentes afectan principalmente a los adultos mayores. Para la población de 60 años y más, también se observan porcentajes altos de personas que reportaron dificultades para escuchar (46.9%), aprender, recordar o concentrarse (44.6%) y mover o usar sus brazos o manos (42.7 por ciento).

En la población infantil destaca el porcentaje de quienes tienen dificultades para hablar (45.6%) y para bañarse, vestirse o comer (37.4%). Finalmente, entre los jóvenes (15 a 29 años) con discapacidad, las dificultades para ver (44.6%) son las más frecuentes. Las principales detonantes de discapacidad en el país son las enfermedades (41.3%) y la edad avanzada (33.1 por ciento).

23.1% de la población con discapacidad de 15 años y más no cuentan con algún nivel de escolaridad. Participa en actividades económicas 39.1% de la población con discapacidad de 15 años y más, frente a 64.7% de su contraparte sin discapacidad.

Del total de la población de 15 años y más con discapacidad, 32% no recibe dinero; de los que si reciben, las principales fuentes de ingreso son sus trabajos (40.2%), los programas sociales del gobierno (39%), por jubilación o pensión (21.6%) y por ayuda de personas que viven en el país (12.9%).

Agencias

Share Button