Secretaría de Salud da atención médica a los migrantes

Considerando que la mayoría de los migrantes se oponen a recibir atención médica, la Secretaría de Salud hace el esfuerzo de apoyar hasta donde se pueda. Quienes la acepten, bien, si no, nada se puede hacer en este sentido y así han dado instrucciones a su personal.
El doctor Monserrato García Viveros, coordinador de salud integral, informa que nada se puede hacer ni estarlos buscando entre sus casas de campaña para vacunarlos por ejemplo. Desde noviembre pasado se han enfocado en el esquema de vacunación dado que hay muchos niños en movimiento y eso representa riesgos. “Ellos son finalmente los más vulnerables y requieren ayuda, pero sus padres son los indicados para aceptar esto”, explica.

Tratamientos
Han estado ofreciendo pocas consultas médicas porque pocos se acercan al módulo que tienen en el Puente Nuevo Internacional. Ahora con la reubicación que hicieron más hacia las orillas del río Bravo menos vienen.
La cuestión es que las inclemencias del tiempo los ponen en riesgo constante, ya en pocos días más viene el calor, donde las condiciones serán críticas. Por fortuna el invierno ha sido muy benevolente con todos, pero el calor no lo será.
“Es donde van a necesitar más la ayuda, pero deben acercarse, algunos que han requerido tratamiento o ser llevados de urgencia al hospital han sido pocos y la autoridad ha respondido a esas demandas”, manifiesta.

Problemáticas
El entorno en el que siguen es preocupante dado que no cuentan con un sistema de drenaje básico ni con agua limpia para su aseso diario. Además en esa condición de hacinamiento no es fácil para nadie vivir y se exponen a muchas infecciones de toda naturaleza.
“La realidad es que por más reubicaciones que les hagan, los riesgos son iguales porque no es una casa común. No tienen baños limpios, agua para tomar, ni artículos para desinfectar como cualquier persona en casa”, indica.
Eso los hace vulnerables en todo momento y lo más fácil es que se les resuelva ya su situación de asilo en Estados Unidos, o bien que regresen a su país para buscar enmendar su vida allá. La realidad es que esa decisión no está en manos de las autoridades mexicanas, ni de sus instituciones, sino del vecino país.

Soluciones
En cuanto al tema médico, se están haciendo los esfuerzos por ayudarlos, pero no se les puede decidir su futuro inmediato. La situación es muy compleja y no queda de ora más que facilitarles algunas cosas en donde están ya.
Es preciso que ellos mismos recapaciten y buscar mejorar su estancia aquí trabajando o pidiendo residencia en México de una vez. Son asuntos en los que deben pensar por el bien de sus familias, en el caso de los matrimonios que vienen con hijos.

Share Button
publicidad notas local