EU no puede condicionar los fondos a ciudades santuario: Corte

Washington, 19/17.- El gobierno federal no puede retener las subvenciones a la seguridad pública de las ciudades que se nieguen a cooperar con las políticas de migración del presidente Donald Trump, falló una corte federal de apelaciones.

El panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del 7mo Circuito en Chicago ratificó el fallo de un juez de una corte de menor instancia que emitió un interdicto temporal el año pasado. En el fallo se indica que el gobierno sobrepasó su autoridad al fijar nuevas condiciones para que las ciudades cumplan los requisitos para recibir las subvenciones.

“En este caso el Departamento de Justicia utilizó los fondos federales para reclutar a las autoridades estatales y locales a que ayuden en la aplicación de la ley federal civil de inmigración”, escribió la jueza Ilana Rovner. “Pero el poder financiero recae en el Congreso, el cual autorizó los fondos federales en cuestión y no impuso ninguna condición de ayudar a aplicar la ley de inmigración para recibir dichos fondos”.

El fallo es el golpe más reciente en una lucha entre las llamadas ciudades santuario que rechazan cooperar con los agentes federales de migración y un gobierno federal determinado a eliminar la inmigración ilegal.

En julio, el gobierno impuso la condición de que las ciudades que reciban fondos para la seguridad pública deben acceder a informarles a los agentes federales cuando la policía vaya a liberar a inmigrantes no autorizados tras un arresto. Chicago estuvo entre varias ciudades que interpusieron una demanda.

El juez federal de distrito Harry Leinenweber concedió en septiembre del año pasado una solicitud de la ciudad de Chicago para un interdicto temporal a nivel nacional. Los tres jueces del panel ratificaron el fallo de Leinenweber el jueves, lo que significa que el interdicto a nivel nacional seguirá vigente.

Sin embargo, un juez emitió una disconformidad parcial y dijo que el fallo debería ser aplicable únicamente a Chicago.

Los tres jueces del panel fueron designados por presidentes republicanos.

Rahm Emanuel, el alcalde de Chicago, consideró que el fallo es una victoria sobre el gobierno de Trump. Agregó que la lucha contra el gobierno no ha terminado, e hizo notar que los fondos no han sido distribuidos.

“Desde el primer día dijimos que no íbamos a permitir que el Departamento de Justicia de Trump hostigara o intimidara a la ciudad de Chicago por sus valores”, indicó el alcalde. “Esta es nuestra segunda opinión que reafirma que Chicago tiene razón”.

Agencias

Share Button