Cae en Edomex presunto sicario de La Unión de Tepito

Ciudad de México, 01/12/17.- Elementos de la Procuraduría capitalina en colaboración con autoridades ministeriales del Estado de México detuvieron en el municipio de Hueypoxtla a un presunto integrante de La Unión de Tepito relacionado con al menos 11 homicidios en la Ciudad de México, entre ellos el de un narcomenudista en el bar Black, en 2013.

En un comunicado, la PGJ local informó que la detención se realizó este miércoles en la “región de Zumpango, en la entidad mexiquense, donde una vez que se logró su captura, fue trasladado a la Ciudad de México e ingresado al Reclusorio Preventivo Varonil Oriente”.

Contra el detenido existen tres órdenes de aprensión por varios homicidios cometidos en 2010 y 2012 en las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza.

La primera carpeta de investigación en su contra por este delito deriva del 28 de octubre de 2010, cuando el imputado en compañía de otros individuos llegó armado a un inmueble ubicado en la calle Granada, colonia Morelos y luego de discutir con los seis hombres les dispararon en varias ocasiones ocasionándoles la muerte. En el lugar se aseguraron dos vehículos y un arma de fuego.

El segundo hecho en el que está relacionado es el homicidio de un vendedor de droga identificado como Horacio Vite Ángel, El Chaparro, cuyo cuerpo fue encontrado el 24 de mayo de 2013 en el bar Black, ubicado en la colonia Hipódromo Condesa.

Según investigaciones de autoridades capitalinas este hecho derivó en la desaparición de 13 jóvenes la noche del 26 de mayo en el bar Heaven, ubicado en la Zona Rosa, los cuerpos de los desaparecidos fueron hallados tres meses después en una fosa clandestina en Tlalmanalco, Estado de México.

El tercer evento en el que está implicado el presunto gatillero de La Unión de Tepito sucedió el 6 de junio de 2013 en el interior de un gimnasio localizado en la colonia Morelos, donde fueron baleados cuatro hombres; tres de los cuales murieron en el lugar y el cuarto cuando recibía atención médica en un hospital.

En este hecho, testigos refirieron que dos individuos ingresaron al establecimiento, armados y con el rostro cubierto, y se dirigieron a donde se encontraban las víctimas, disparándoles en la cabeza. Una vez cometido el ilícito, los agresores huyeron en una camioneta tipo Urvan, color blanco.

Agencias

Share Button