Advierten sobre colapso de ciudades fronterizas

Las detenciones de entre 150 mil y 500 mil mexicanos que calcula deportar durante este año el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) mediante la intensificación de una serie de redadas desde domingo que anunció el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), van a colapsar algunos municipios fronterizos de México, como Nuevo Laredo, Ciudad Juárez y Tijuana, mientras que otras ciudades fronterizas, como Matamoros, tendrán un grave impacto, para lo cual no están preparadas con recursos ni con la capacidad con albergues adecuados para recibir, asistir y ayudar a un inusual número de migrantes, dio a conocer a EL BRAVO, Jorge Alfredo Lera Mejía.

El investigador nivel uno del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) México dijo que algunas ciudades fronterizas con EE.UU, como Nuevo Laredo ya registran una sobrepoblación de transmigrantes centroamericanos, cubanos y de otros países que esperan que se les conceda asilo humanitario o político en ese país.

Colapsarán las remesas
Lera Mejía, también Doctor en Administración Pública PhD, y maestro en Economía y Desarrollo Regional, adscrito a la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), advirtió que, las redadas para repatriar este año hasta 500 mil mexicanos que cuentan ya con orden de deportación en 10 ciudades estadounidenses -entre las que se encuentra Houston, Texas-, tendrán graves consecuencias para la economía en México, con una reducción significativa y paulatina de las remesas que envían mexicanos desde EE.UU.
“Mientras México hace el trabajo sucio para Estados Unidos, reteniendo transmigrantes centroamericanos en el sur de Chiapas y la frontera norte de México, EE.UU. arranca una gran redada contra migrantes indocumentados en todo el país”, dijo Lera Mejía.

Aumento a los aranceles
“Es un problema muy grave” -advirtió- y al cual se puede sumar otro golpe a la economía mexicana con la imposición de un aumento a los aranceles de 5% a todos los productos mexicanos que se envían a aquel país, y lo cual podría suceder en una semana cuando se cumple la mitad del plazo -90 días- que dio el gobierno del presidente Donald Trump al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para presentar un avance en la contención de la migración desde la frontera sur de México.

Familias rotas
El investigador advirtió que uno de los aspectos más delicado de las redadas contra mexicanos en EE.UU. es el que aumentará el número de familias separadas.
“Lo más grave de estas redadas es que afrentan contra niños y familias enteras, no sólo adultos”, advirtió Jorge Alfredo Lera Mejía.
Precisó que, en 2018, fueron deportados 158 mil migrantes mexicanos indocumentados, 25% más que en 2017.
“Es tiempo de que México se aplique en política migratoria integral, deje de hacer sólo ocurrencias o se comporte como rehén de las amenazas de Trump”, enfatizó el investigador.

Share Button
publicidad notas local