Víctimas de violencia merecen empatía y solidaridad del gobierno: Dolores Padierna

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, reconoció que las víctimas de violencia merecen toda la empatía y solidaridad del gobierno federal, «desde el Estado merecen verdad y justicia».

Dejó en claro que los reclamos de los familiares de víctimas de violencia son completamente legítimos, «el Estado mexicano reconoce la gravedad de la violencia que se vive especialmente contra las niñas y mujeres, y refrenda su compromiso de abatir este grave problema, así como de atender las demandas».

La diputada de Morena reconoció la disposición del gobierno federal para escuchar, dialogar y trabajar con los distintos colectivos de madres y víctimas de violencia, con el propósito de dar cauce institucional a las demandas y concretar una ruta de atención a los casos presentados.

Recordó que en un ánimo de diálogo y conciliación, el 9 de septiembre la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, atendió las demandas de las integrantes de distintos colectivos de madres y víctimas de violencia que desde hace algunos días mantienen ocupadas las instalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Mencionó que la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia, el Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias, así como la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), tienen la tarea de revisar los casos presentados y de realizar visitas a los distintos estados con el objetivo de escuchar a las víctimas y dar respuesta a las demandas concretas, además de investigar posibles negligencias por parte de funcionarios públicos a nivel local.

Padierna Luna indicó que la atención de las víctimas directas e indirectas de la violencia requiere de la coordinación y trabajo entre los distintos niveles de gobierno, pues la mayoría de los delitos en cuestión son del fuero común. Es decir, que un primer obstáculo en el acceso a la justicia radica en la falta de efectividad y correcta atención de los gobiernos locales y en específico de las 32 fiscalías.

«Desde el gobierno federal se reitera la disposición para escuchar, dialogar y trabajar con los distintos colectivos de madres y víctimas de violencia con el propósito de dar cauce institucional a las demandas y concretar una ruta de atención a los casos presentados. Desde la sociedad, las personas víctimas de violencia merecen toda nuestra empatía y solidaridad. Desde el Estado merecen verdad y justicia», subrayó.

Agencias