Taxistas realizan bloqueos y paralizan la ciudad

Un grupo de taxistas y comerciantes se manifestaron para expresar sus inconformidades en contra del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) anteriormente conocido como CAIET, pues señalan que han sido víctimas de abusos y robos por parte de esta autoridad.
Debido a las inconformidades que tienen en contra de este grupo policial, varios taxistas se encargaron de bloquear las calles frente a la Presidencia Municipal la noche del martes, además de que también bloquearon los puentes internacionales y avenidas principales, exigiendo así que les pusieran atención a sus demandas.
Cabe mencionar, que también un grupo de mujeres expresó su inconformidad ante la inseguridad que viven, pues se quejan de ser víctimas de este grupo, ya que los paran por traer carros americanos y les piden “moche” para poder dejarlos ir.

Carreteras
Las carreteras a Reynosa y Victoria también fueron bloqueadas por los taxistas.
Todo este movimiento comenzó a eso de las once de la noche, pero horas después, los taxistas que se encontraban bloqueando la avenida Roberto Guerra fueron agredidos por policías estatales, quienes quebraron los vidrios de un auto de alquiler y posteriormente se retiraron.
Ese mismo grupo de taxistas se fue a manifestar frente a las instalaciones de la Policía Investigadora, pues el grupo policial se encontraba en las Unidades Investigadoras.
Las unidades policiales, entre ellas camiones blindados y camiones del tipo Suburban de color blanco, se movilizaron para rodear el lugar donde se encontraban los taxistas e incluso hicieron varias detonaciones de arma de fuego (al aire) sin importarles que se encontraban a unos cuantos metros de las cámaras de C4, y que había menores de edad en el lugar.

Bloqueos
Los bloqueos se extendieron hasta horas de la mañana, pues los taxistas seguían bloqueando las calles cercanas a la presidencia y los puentes internacionales.
Cabe mencionar que mientras los taxistas se encontraban esperando a que las autoridades les dieran una solución, un joven enfermero de nombre Mario “N”, quien radica en los Estados Unidos, chocó varios de los coches estacionados, entre ellos el de un periodista que se encontraba cubriendo la manifestación, diciendo que lo hizo en un momento de coraje porque los bloqueos lo habían afectado.
El sujeto fue sometido por los taxistas y llevado ante las autoridades, donde los padres del conductor de una lujosa camioneta Hummer, llegaron a un acuerdo con los afectados.

Juan Martínez | El Bravo