<

Rescatará Segob a familiares de ambientalista asesinado en Guerrero

Integrantes del Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación acudirán a la comunidad de Las Conchitas, Guerrero, para rescatar a los familiares de Carlos Márquez Oyorzábal, comisario y defensor de los bosques, quien el pasado fin de semana fue secuestrado y asesinado.

El Observatorio por la Paz y el Desarrollo de la Sierra de Guerrero informó lo anterior y señaló que la extracción de los 15 familiares se lleva acabo por que no tienen garantías de seguridad en ese pueblo.

Desde este lunes, familiares de Carlos Márquez Oyorzábal difundieron un video en las redes sociales en donde solicitan ayuda de manera urgente, ya que las personas que mataron a su pariente los amenazaron de muerte.

Luego de la difusión de ese video, este miércoles arribaron 40 efectivos del Ejército Mexicano a la comunidad de Ciénega de Puerto Alegre.

“Necesitamos seguridad, lo más pronto posible que se pueda porque la verdad ya nos torturaron muy feo, primero empezaron con mi hermano a quien torturaron, que ahora van acabar con toda la familia, con los niños y que nos van a quemar”, decía en el video una mujer que es familiar de Márquez

El pasado sábado el comisario, Carlos Márquez Oyorzábal fue detenido por sujetos armados entre las comunidades de El Duraznito y la Ciénega del Puerto y después fue torturado, asesinado y desmembrado en la comisaría ejidal del pueblo de Puerto Alegre, en la misma zona de la Sierra.

Tras el asesinato, el Centro de Derechos Humanos “José María Morelos y Pavón”, pidió a los gobiernos federal y estatal medidas cautelares para los habitantes de Las Conchitas y de otras comunidades.

El Centro Morelos señala que Márquez Oyorzábal formaba parte de un grupo de campesinos que decidieron armarse para defender los bosques de la Sierra que son explotados de manera ilegal por grupos paramilitares que operan en esa zona.

Recordó que, desde el pasado 4 d febrero, ellos habían hecho una alerta ante la eminente situación de violencia que se avecinaba luego de la decisión que tomaron las comunidades de no permitir más la explotación de sus bosques por parte de estos grupos de delincuentes.

“Nuevamente manifestamos nuestra preocupación porque después de este horrendo crimen existe la clara intención de acabar con todos los que encabezan esta lucha y que son de diferentes comunidades”, señala esta agrupación.

Desde este domingo los pobladores y la organización del Observatorio para la Paz y el Desarrollo de la Sierra de Guerrero exigieron al gobernador Héctor Astudillo y al presidente Andrés Manuel López Obrador que enviaran una Base de Operaciones Mixtas integrada por el Ejército Mexicano, Policía Estatal y Guardia Nacional.

Propusieron que esta BOM se instalara en la comunidad de Agua Escondida.

Denunciaron que luego del asesinato del comisario la gente sigue recibiendo amenazas de muerte por parte de ese grupo criminal denominado como “Los Tlacos”.

Agencias