<

Muertes por covid-19, similares en frontera México-EU

A pesar de que Estados Unidos casi cuadruplica el número de muertes por covid-19 que registra México, en los municipios de la frontera norte la proporción de decesos se encuentra en niveles similares en ambos lados de la frontera.

Cifras oficiales de los 22 condados fronterizos de Estados Unidos revelan que 12 mil 220 personas han perdido la vida por el virus SARS-CoV-2, mientras que en los 37 municipios mexicanos los decesos suman 11 mil 938 casos, lo cual deja una diferencia de apenas 282 casos.

A lo largo de los 3 mil 169 kilómetros que mide la frontera entre ambos países, suman ya 24 mil 158 decesos por coronavirus, la mayor cantidad para cualquier frontera en el orbe y esta crisis sanitaria se unen a los problemas de inseguridad, tráfico de drogas y migración ilegal que se experimentan comúnmente en esta zona.

Ese total supera el registro de Canadá donde no pasan de 20 mil decesos por la pandemia de covid-19; incluso en Bélgica, país que en el inicio de la pandemia se encontraba en el top 5 de decesos, se reportan menos fallecimientos al sumar alrededor de 21 mil casos.

La franja fronteriza entre ambos países cuenta con un número de muertes tan elevado que por sí sola entraría en el top 20 de países con más defunciones, solo por detrás de Indonesia y Turquía que registran 27 mil 203) y 24 mil 640 pérdidas humanas.

En lo que respecta a la letalidad por coronavirus, los municipios mexicanos muestran un promedio que ronda 13 por ciento, mientras que en los condados estadunidenses este índice no llega a 2 por ciento.

Pasos fronterizos
La distribución de muertes ocasionadas por covid-19 muestran tres áreas de atención en ambos lados de la frontera, específicamente en donde se ubican los pasos fronterizos de Tijuana y Mexicali en Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua y Reynosa, Tamaulipas, donde suman 8 mil 663 decesos, equivalentes a 72.5 por ciento de los casos en lado mexicano.

La zona que presenta un problema mayor es la que conforman municipios de Tijuana y Mexicali, y los condados de San Diego e Imperial, en California, Estados Unidos. Entre ellos suman 8 mil 88 decesos y 275 mil contagios.

La importancia del cruce fronterizo de Tijuana-San Diego recae en que antes de la pandemia se realizaban 60 mil cruces diarios de personas que trabajan o estudian al otro lado de la frontera, lo que representa el mayor flujo migratorio del mundo.

En medio de la frontera se encuentra un alto número de muertes en El Paso, Texas y Ciudad Juárez, Chihuahua, donde se han registrado 4 mil 573 decesos, de los cuales 43 por ciento ocurrieron en territorio estadunidense y 57 por ciento en la alcaldía mexicana.

Ambas ciudades conforman uno de los centros económicos más importantes para ambas naciones, pues en Chihuahua se ubican diversas fabricas de mano de obra de bajo costo que surten diferentes productos a las empresas estadunidenses.

Hacia el Golfo de México, en la región de Brownsville, Texas, en EU, y el tramo Reynosa-Matamoros, Tamaulipas, México, se ubica otro paso fronterizo que presenta graves problemas sanitarios por los altos contagios y decesos ocasionados por covid-19.

El mapeo fronterizo revela que en dicha zona se han reportado 4 mil 982 muertes, aunque la mayoría se ubica en los condados estadunidenses de Star, Hidalgo y Cameron, los cuales concentran 71.5 por ciento de los casos, mientras que, en las alcaldías de Reynosa, Rio Bravo, Valle Hermoso y Matamoros se ubica el restante 28.5 por ciento.

Contagios
Otro punto para tomar en cuenta es el número de infecciones que registran los condados y municipios colindantes entre ambos países. Los reportes oficiales suman 764 mil 777 contagios, una cantidad mayor que naciones como Japón, Arabia Saudita o Suecia.

El alto número de pruebas que se realizan en territorio estadunidense deriva en que el 88 por ciento de los contagios en la franja fronteriza se reporte en condados gringos, siendo los condados de California (243 mil 888) y de Texas (262 mil 50) los que registren mayor incidencia en las infecciones.

Desde abril del año pasado ambos gobiernos redujeron al mínimo el flujo de personas en las garitas y reforzaron las medidas de seguridad para el paso de mercancías; sin embargo, diversos turistas de ambos países usan los vuelos comerciales para librar las limitaciones que ofrecen los cruces terrestres.

Agencias