Libro de Winnie the Pooh enseña a niños de EU a protegerse en un tiroteo


¿Qué haría el osito Pooh durante un tiroteo en una escuela? Correr, esconderse y si no hay más opción luchar contra el agresor, según un libro distribuido recientemente entre alumnos de Estados Unidos, donde estos hechos violentos son habituales.

El texto ha sido editado por la consultora de seguridad Praetorian, con sede en Houston, Texas, un estado conservador del sur del país escenario de masivos tiroteos, como el ocurrido hace un año en una escuela de Uvalde, donde fueron asesinados 19 niños y dos adultos.

«Si hay peligro, Winnie the Pooh y sus amigos te enseñan qué debes hacer», dice el libro con tapa de color rojo, que tiene la imagen del popular personaje. Se titula «Stay Safe» (Mantente a salvo) y tiene además tres palabras claves: «Run, Hide, Fight» (Corre, Escóndete, Pelea), protocolo recomendado por las autoridades ante tiroteos.

«Si el peligro te encuentra, no te quedes, huye», es la sugerencia, siempre que no haya peligro inmediato. Si no, el alumno debe cerrar y trancar las puertas de su aula y esconderse en algún lugar donde no pueda ser hallado, sin hacer ruido.

Y, si al final «no puedes huir, tienes que pelear con todas tus fuerzas», dice el texto, acompañado por la imagen de Kanga y Roo, una madre canguro con su hijo, provistos de guantes de box. Piglet (Puerquito), otro personaje querido de la serie, también aparece listo para el combate.

Luego, cuando todo acabe, el texto les recomienda no reaccionar airadamente y esperar a que un policía o un maestro vaya por ellos.

Los textos tienen las imágenes originales de Pooh creadas a inicios del siglo XX en Reino Unido por A.A. Milne y que están libres de derechos. Según detalla la consultora en su sitio de internet, la policía puede tomarse hasta 8 minutos en llegar a la escena del tiroteo, y en ese período los alumnos deben saber qué hacer.

La consultora explicó que el libro ha sido elaborado con un lenguaje sencillo y apropiado para niños, con la participación de policías y profesores.

Agencias