<

La inflación se dispara y alcanza su nivel más alto desde diciembre de 2018

La inflación de marzo alcanzó un nivel de 4.67 por ciento a tasa anual, su punto más alto desde diciembre de 2018, e impulsada principalmente por alzas en los precios de los combustibles.

De esta manera, la inflación quedó fuera del rango objetivo del Banco de México (Banxico), que va del 2 al 4 por ciento.

Se trata del mayor registro de la inflación general desde el 4.83% de diciembre de 2018. Por su parte, la inflación subyacente a tasa interanual se ubicó en un 4.12%, también según lo esperado por el mercado.

De acuerdo con el Inegi, la inflación de marzo fue resultado de un aumento en el precio de los energéticos, como la gasolina Magna y el gas LP.

El costo de estos insumos se elevó por mejores perspectivas de crecimiento global, restricciones de oferta en el mercado petrolero y presiones temporales en el tipo de cambio en marzo, señalaron analistas de Banorte.

Durante el tercer mes del año, según el Inegi, otros productos que también se encarecieron fueron la gasolina Premium, huevo, tortilla de maíz, transporte aéreo, limón, servicios turísticos en paquete, loncherías, fondas, torterías y taquerías, así como también la vivienda propia.

Entre las entidades donde más se notó el aumento de estos productos destacaron Tlaxcala, Chiapas, Zacatecas, Durango y Puebla.

En contraste, artículos como la papa y otros tubérculos, frijol, chayote, cebolla, nopales, productos para el cabello, arroz, chile poblano, plátanos, al igual que otras verduras y legumbres, registraron un descenso en su precio.

Colima, Baja California Sur, Nayarit, San Luis Potosí y Chihuahua fueron los estados donde más bajaron los costos de dichos insumos.

Agencias