<

Biden viajará el viernes a Texas para evaluar daños tras heladas

WASHINGTON.- El presidente Joe Biden visitará Texas el viernes cuando el estado comience a recuperarse de una devastadora tormenta invernal que causó graves daños a hogares y negocios en todo el estado y dejó a muchos sin electricidad ni agua potable durante días.

La Casa Blanca anunció el martes que Biden y su esposa, Jill, viajarán a Houston el viernes.

Mientras esté allí, se reunirá con los líderes locales para discutir la recuperación en curso de la tormenta invernal de la semana pasada y visitará un centro de salud dedicado al covid-19 donde se distribuyen las vacunas.

Millones de residentes de Texas permanecen bajo avisos de hervir el agua después de que las bajas temperaturas y las fuertes nevadas causaron cortes de energía y rupturas de tuberías en todo el estado, lo que llevó a los funcionarios locales a advertir a los tejanos sobre la seguridad de su agua corriente.

Algunos tejanos se han visto obligados a limpiar los daños causados ​​por las fuertes nevadas y las tuberías reventadas en sus hogares y negocios, mientras que otros han tenido que cargar con miles de dólares en facturas de electricidad después de que fallas en la red eléctrica afectaron la producción y la demanda.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, dijo el domingo en ‘Face the Nation’ de CBS que el estado de Texas debería asumir esos “costos exorbitantes”, en lugar de los residentes.

Las personas que reciben estas exorbitantes facturas de electricidad y tienen que pagar para reparar sus hogares, no deberían tener que asumir la responsabilidad”, dijo.

La Casa Blanca anunció el sábado que el presidente había declarado un gran desastre en Texas y pidió a las agencias federales que identifiquen recursos adicionales para abordar el sufrimiento.

Biden tuiteó anteriormente sobre Texas y los otros estados afectados, recibió actualizaciones periódicas de su personal y declaró estados de emergencia en Texas, Oklahoma y Louisiana.

El mandatario habló con los gobernadores de los siete estados más afectados por el clima invernal. Tuiteó una foto de sí mismo en el teléfono con el gobernador republicano Greg Abbott de Texas.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias también envió docenas de generadores y suministros, que incluyen combustible, agua, mantas y comidas listas para comer, a las áreas afectadas.

Biden dijo la semana pasada que esperaba viajar a Texas, pero que no quería que su presencia y el séquito presidencial que lo acompañaba distrajeran la atención de la recuperación.

Agencias