Van 11 muertos en Texas

28/12/2015 – Dallas/Agencias.- Tornados que sacudieron el área de Dallas ocasionaron daños sustanciales y la muerte de al menos 11 personas por accidentes viales o por la tormenta misma, mientras cinco personas fallecieron en Illinois debido a repentinas inundaciones el fin de semana. Además, decenas de personas resultaron heridas.
Se trata de la más reciente sucesión de eventos climáticos de invierno anormales en todo el país que el domingo podría incluir nevadas fuertes e inundaciones masivas desde el norte de Texas hasta el este de Oklahoma, el este de Kansas, el oeste de Arkansas y partes de Missouri. Los días de fuertes tormentas en el sureste han ocasionado 34 muertes en total.
Se desconoce el alcance de los daños en Texas, aunque estos se extienden en un área de 64 kilómetros (40 millas) de largo desde 32 km. (20 millas) al sur de Dallas al noreste de la ciudad. Televisoras locales mostraron casas sin techo, vehículos volcados, una iglesia sumamente dañada, árboles derribados y escombros dispersos por barrios.

Ocho personas
El teniente de policía en Garland, Pedro Barineau, informó el domingo en la mañana que ocho personas fallecieron y 15 resultaron heridas en esta localidad, que está a 32 km. (20 millas) al noreste de Dallas.
“Este es un enorme impacto en nuestra comunidad y todos estamos sufriendo”, agregó.
Barineau indicó que un solo tornado golpeó a las 06:45 de la tarde y causó daños en un área de dos millas cuadradas, cerca de la intersección de la autopista Interstatal 30 y George Bush Turnpike, un importante punto de tránsito en la región. El servicio meteorológico informó que posiblemente se trató de un tornado EF-3, que puede alcanzar hasta 265 kilómetros por hora (165 millas).
Al menos tres personas fueron halladas muertas en vehículos, agregó el oficial. Unas 600 estructuras resultaron dañadas, la mayoría de las cuales eran casas. “Manejando por el área se puede ver una total devastación”, señaló Barineau.
En el poblado de Rowlett, cerca de Garland, el detective Cruz Hernández, portavoz de la policía, dijo que varias personas estaban heridas, aunque no se conocía de inmediato la cifra exacta. Dos familias se atrincheraron en sus casas y rescatistas estaban tratando de sacarlas del lugar.
Los tornados, acompañados de lluvia torrencial, viento y algo de granizo, fueron parte de un sistema climático que podría ocasionar inundaciones fuertes del norte de Texas, al este de Oklahoma, este de Kansas, oeste de Arkansas y partes de Missouri.

Agencias

Share Button