Ubican a vendedor y a funcionario de colchones pirata repartidos a damnificados en Sinaloa


18/10/2018 – Culiacán.— El responsable de la compra de 2 mil colchones rehabilitados y en malas condiciones que fueron entregados a familias afectadas por la tormenta tropical 19-E fue presuntamente del área Administrativa de la Secretaría de Desarrollo Social de la entidad, identificado como Carlos “N”, quien no ha regresado a su oficina desde que se desató el escándalo, informaron fuentes de la dependencia.

El gobierno estatal adquirió 17 mil colchones, con diversos proveedores, para distribuir entre los habitantes que resultaron afectados por la tromba que azotó la entidad el pasado 20 de septiembre, pero un lote de 2 mil colchones resultaron ser enseres viejos que sólo fueron rehabilitados, a los que sólo se les colocaron forros para hacerlos pasar como nuevos y de los cuales fueron distribuidos mil 197 el pasado fin de semana, entre familias de Culiacán.

Desde el lunes, los beneficiarios comenzaron a denunciar en redes sociales que los colchones entregados despedían olores fétidos y al abrirlos descubrieron que eran viejos. En las colonias del norte de Culiacán, las familias que los recibieron los sacaron a las calles y los desmantelaron. La noche del martes, un grupo de habitantes acudió al ayuntamiento de la capital para depositarlos y exigir que se les entreguen vales para que hagan la compra directa.

Identifican al proveedor. El secretario de Desarrollo Social estatal, Raúl Carrillo Castaños, indicó que se tiene identificado al proveedor que surtió los 2 mil colchones, el cual tiene su domicilio fiscal en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, pero aclaró que debido a que está en curso una carpeta de investigación en la fiscalía estatal está obligado por ley a guardar la secrecía sobre la identidad de la razón social.

El funcionario dijo que por ahora compete a la autoridad judicial establecer si existe responsabilidad de funcionarios de su área.

Carrillo Castaños no estableció el monto de la inversión que se realizó en este lote de 2 mil colchones, pero fuentes extraoficiales indicaron que el responsable de la compra fue identificado como Carlos “N”, titular del Área Administrativa de la Secretaría de Desarrollo Social, quien desde el martes no se presentó a sus oficinas y no se puede localizar.

Todo el peso de la ley. Por su parte, el gobernador Quirino Ordaz Coppel aseguró que no habrá contemplaciones en este abuso que se cometió contra familias afectadas en su patrimonio, por lo que se va a castigar a los que resulten responsables.

“Nos sentimos muy indignados por el abuso y la traición, porque abusaron de la confianza de los sinaloenses y es una situación muy lastimosa y dolorosa, y se va a aplicar todo el rigor de la ley contra quienes resulten responsables, contra quienes vendieron estos colchones, sean personas morales o físicas”, advirtió.

Agregó que solicitó a la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas iniciar una investigación para deslindar responsabilidades.

Explicó que se han aplicado alrededor de 300 millones de pesos en diversas acciones, como limpieza de drenes, canales, entrega de despensas, kits de limpieza y colchonetas, y también agradeció las donaciones de víveres que hizo la sociedad.

Agencias

Share Button