Trump podría venir a McAllen, Texas

09/01/19.-  La Casa Blanca anunció el lunes que el Presidente Trump viajará a la frontera sudoeste esta semana para atender lo que llama una crisis humanitaria y de seguridad nacional, y aun cuando la especulación se ha centrado en McAllen, el destino en la frontera del presidente todavía no se ha dado a conocer.

Personas que han estado en contacto con la Casa Blanca acerca de la visita es que hay posibilidad de que Trump llegue a McAllen el jueves, y la Administración Federal de Aviación expidió una notificación el lunes sobre “movimiento VIP” que se espera en el área de McAllen el jueves.

“No hemos sido oficialmente notificados pero estamos preparándonos para la posibilidad de una visita”, dijo el Alcalde de McAllen Jim Darling en una entrevista el lunes. “Esperamos que el presidente visite el Valle y definitivamente lo invitamos a que lo haga”.

El anuncio se hizo el lunes al entrar el cierre parcial de gobierno en su tercera semana. El anuncio dado a conocer solo días después de que Trump tiene programado su discurso a la nación sobre la “crisis humanitaria y de seguridad nacional” en la frontera sur, este llega durante el cierre de varias agencias federales debido al estancamiento en el financiamiento del muro fronterizo, y miles de empleados de gobierno sin pago.

Aun cuando la alerta del FAA, aunada al anuncio de la Casa Blanca, elevó especulaciones sobre un viaje a McAllen, la FAA expidió una notificación similar la semana pasada sobre una visita VIP en McAllen. Trump estaba programado visitar McAllen el pasado jueves, su convoy gubernamental fue volado al aeropuerto de McAllen y el Servicio Secreto estaba en la ciudad, de acuerdo con t res personas familiarizadas con la visita, pero la Casa Blanca negó el viaje antes de suceder.

La visita de esta semana también llega aproximadamente un mes antes de que está programada para comenzar la construcción del muro fronterizo en el área de Mission, donde los contratistas han sido observados durante el pasado mes inspeccionando el terreno en anticipación a la nueva construcción que fue financiada en la iniciativa colectiva del año pasado.

La iniciativa colectiva pasó a finales de marzo del 2018, aprobando 1.57 mil millones de dólares para barreras físicas y tecnología asociada a lo largo de la frontera sudoeste, incluyendo 90 millas de sistema de muro fronterizo.

Esas 90 millas combinan todos los proyectos que se extienden por la frontera sudoeste desde San Diego al sector Valle del Río Grande en Texas – 25 millas de nuevo muro dique programado para construirse a lo largo del Río Grande y 8 millas de muro dique en el Condado de Starr. Esto cerraría lagunas a lo largo de la frontera en el sector y también es parte del proyecto de muro fronterizo, anunció CBP al momento de pasar la iniciativa.

En abril de 2018, oficiales del Condado de Starr confirmaron que se reunieron con oficiales de gobierno y se les dijo durante una junta que la construcción del muro comenzaría al este del área Frontón y se extendería 5.5 millas a Escobares, pero sigue la incertidumbre con respecto al área del centro.

En febrero del año pasado, se publicó un contrato con valor de hasta 100 millones de dólares, solicitando a los vendedores ofertar en un proyecto que incluía la construcción de 3 millas de muro en Alamo, donde esta ubicado el Refugio Nacional de Vida Silvestre Santa Ana, al igual que la “instalación de cable de fibra óptica, sistemas de iluminación y construcción de una calle todo clima como zona para el patrullaje y las agencias del orden”, dice el informe.

A pesar de planes de haber otorgado ese contrato en mayo, el refugio se salvó durante las negociaciones de la iniciativa colectiva, esencialmente salvándolo de construcción de muro fronterizo.

El ultimo viaje de alto perfil a la región fue hace casi un año, cuando el vicepresidente Mike Pence recorrió el Puente Internacional Hidalgo-Reynosa, acompañado por agentes federales en una lancha patrulla y caminó a lo largo de una parte del muro fronterizo en Hidalgo, donde Pence fue acompañado por la Secretaria de Seguridad Interna Kirstjen Nielsen y el Senador de Estados Unidos Ted Cruz, R-Texas.

Mientras los reportes de la potencial visita daban vuelta el lunes, el Representante de Estados Unidos Vicente González, D-McAllen, reiteró la seguridad de las ciudades de la frontera, y contradijo la idea de que la respuesta a la seguridad nacional era mayor construcción de muro en la frontera.

En su lugar, González dijo que contratar agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, fondos para tecnología y otros elementos serían más eficientes que una barrera física.

“… yo recordaría al presidente que hay 7 mil 500 posiciones abiertas en Aduanas y Protección Fronteriza que no han sido ocupados, y que esto debe ser su principal prioridad”, dijo González en un comunicado el lunes. “Con recursos actualizados, tecnología y más agentes de patrulla en la frontera, agentes aduanales e inspectores agrícolas, podemos mantener esta nación próspera y proteger nuestros ciudadanos de esos que desean perjudicarnos”.

Para impulsar su punto de vista sobre la seguridad en McAllen, citó los 30 años de tasas bajas en crimen, González invitó al presidente a conocer la ciudad.

“Espero que el presidente llegue a esta realización y ponga a descansar sus pedidos de una barrera física. Si el presidente visita McAllen, Texas, debe sentir la libertad de caminar por la ciudad y apoyar a nuestros negocios locales – después de todo es más seguro caminar por McAllen que por D.C.”, dijo el congresista.

Agencias

Share Button
publicidad notas valle de texas