‘Soy de Morena y voy a seguir en Morena’: Martí Batres

«Yo soy de Morena voy a seguir en Morena y voy a apoyar la agenda de transformación de Morena”, sentenció el aún presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres, luego que acusó vía Twitter al coordinador de los senadores de su partido, Ricardo Monreal, de ensuciar el proceso interno para decidir la presidencia de la Mesa Directiva de este órgano legislativo.

Y es que, esta mañana, Morena realizó una votación para determinar la reelección o no de Martí Batres como presidente del Senado. Se suponía que habría una segunda ronda de votación para elegir entre tres candidatas, pero dos de ellas declinaron a favor de Mónica Fernández para presidir la Mesa Directiva del Senado para el siguiente año legislativo.

Entrevistado por Francisco Zea para Imagen Radio, Batres Guadarrama reiteró que Ricardo Monreal se comportó como el representante de un grupo interno y no como coordinador de la bancada. Como “el jefe de una facción y se puso a combatirme”, señaló, a «presionar, presionar y presionar» a sus compañeros para que no votaran por su reelección.

«Y luego hoy nos salió con una maniobra”, porque en la convocatoria que él firmó, invitó a los legisladores del PES a votar en un proceso que era de la fracción parlamentaria morenista, excluyendo a los del PT, que también es un grupo aliado.

Martí Batres aseguró que sí hay elementos para hacer una impugnación, por lo que, adelantó, “voy a hacer el análisis jurídico y político”.

TRANSPARENTE, ELECCIÓN DE PRESIDENCIA DEL SENADO

La recién electa presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Mónica Fernández, sostuvo que la votación de los legisladores de Morena y de sus aliados del Partido Encuentro Social (PES) para su designación fue transparente y se trató de una decisión unánime.

Entrevista por Francisco Zea para Imagen, la senadora tabasqueña aseguró que los legisladores de Morena y las cinco senadoras del PES, que a última hora pudieron votar en este proceso interno, “tomaron decisiones inéditas, como nunca se había hecho”.

«Gracias a Dios, por unanimidad los compañeros se expresaron para que yo fuera la responsable de representar al grupo parlamentario en la presidencia de la Mesa Directiva”, expresó.

Al cuestionarla sobre las acusaciones por parte de Martí Batres, quien buscaba ser reelecto como presidente de la Cámara Alta, hacia el coordinador de la bancada, Ricardo Monreal, por haber “ensuciado” el proceso de elección, la senadora respondió que ella respeta el trabajo de Batres Guadarrama y confió en poder platicar con él en los próximos días cuando “los ánimos estén más calmados”.

En ese sentido, destacó que es necesario que la bancada de Morena en la Cámara Alta se muestre como una unidad, pues dijo, “somos mayoría en el Senado, pero esta mayoría siempre tiene que estar cohesionada porque ahí está nuestra fortaleza y así que vamos seguir aportando todo para que sigamos así”.

Finalmente, la legisladora agradeció la “generosidad” de las otras senadoras Ana Lilia Rivera, Marybel Villegas, e Imelda Castro, quienes declinaron a su favor sobre sus aspiraciones a presidir la Mesa Directiva.

Mónica Fernández reemplazará a Martí Batres en el segundo año de la LXIV Legislatura, cuando el Pleno senatorial formalice, en votación, la integración de la nueva Mesa Directiva.

Agencias

Share Button
publicidad notas nacional