Se solidariza la IP con normalistas y reprocha al Estado

12/12/2015 – Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo a MILENIO que el Estado mexicano “no ha podido responder de manera clara y contundente” sobre lo que sucedió con los estudiantes de de la Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre de 2014. El “expediente sigue abierto y es muy delicado”.

El sector empresarial, agregó, es “profundamente solidario con los deudos, con los padres y con los jóvenes” afectados, ya que el robo de camiones o mercancía es una acción menor “que no puede justificar acciones fatales como la desaparición o asesinato de jóvenes”.

El dirigente empresarial comentó que desde hace “mucho tiempo” los empresarios de la zona de Iguala, Ayotzinapa, Cocula, Chilpancingo, entre otras poblaciones, denunciaron hechos relacionados con extorsiones, secuestros, chantajes y robos. “Había autoridades sumisas que dejaron crecer el problema”, pero ahora es necesario “acabar con las dudas”.

Gutiérrez Candini, el único dirigente empresarial que ha negociado con por lo menos cuatro legislaturas de diputados, dejará el próximo lunes la presidencia del CCE en manos de Juan Pablo Castañón. Durante su presidencia pocas veces se refirió al tema de Ayotzinapa.

¿Cuál es la opinión empresarial sobre los sucesos de la normal de Ayotzinapa?

De profunda solidaridad con los deudos, con los padres de familia y los jóvenes. Está por encima del problema causado por el robo de camiones y mercancías, porque es una acción que no puede justificar la consecuencia fatal de la desaparición y asesinato de jóvenes. Fue un tema que nos impactó a todos y nos conmovió.

“Luego vemos que en el proceso hay una maraña, un entramado de corrupción gubernamental, de política, de la existencia de grupos subversivos, de grupos radicales en la sierra, de organizaciones criminales, de narcotráfico, de una sociedad retraída… Nosotros no teníamos idea de esta situación tan complicada; nadie en este país se dio cuenta de la maraña, de lo complicado, y por eso pasó lo que pasó”.

¿Y cómo ven las investigaciones de la procuraduría…?

El Estado mexicano no ha podido responder de manera clara y contundente a muchos de los cuestionamientos… Sigue siendo un expediente abierto y muy delicado en el que todos tenemos que contribuir como sociedad a cerrar las heridas, a cicatrizarlas, a salir adelante. Por eso nuestra solidaridad con los jóvenes y familias afectadas cuidando siempre que estos hechos lamentables no acaben politizándose y manejándose por grupos con intereses particulares. Hay que recordar que algunos muchachos y padres de familia tienen fuerte influencia radical, que el crimen organizado no quiere que se investigue, que algunos funcionarios de gobiernos locales hacían de todo menos gobernar… Elementos para una tormenta perfecta.

¿Y qué esperan?

Que se siga avanzando en las investigaciones. Es un tema pendiente central, por la dignidad humana, porque el país entero tiene que superar los hechos. Por eso es importante quitar dudas y que la verdad salga adelante, aunque a diferentes grupos les duela. Hay muchos intereses de por medio y es un tema que debe revelarse con absoluta claridad y hacer a un lado las resistencias.

Los pendientes

Gerardo Gutiérrez Candiani logró durante su gestión unificar criterios entres los más diversos liderazgos empresariales para fijar una agenda de negociación empresarial con el gobierno y los legisladores. “Más allá de defender intereses legítimos sectoriales fijamos una visión como integrantes de la sociedad y a favor del país; la agenda contó con la participación de más de 400 organizaciones sociales”.

Esta actitud favoreció el diálogo con partidos y legisladores. “Hablamos con integrantes de todas las corrientes, incluso de Morena. La actitud fue sumatoria en la que nadie gana todo y nadie pierde todo; se cumplió alrededor de 60 por ciento de la agenda propuesta en las reformas legislativas, y eso es histórico”.

El dirigente empresarial dijo que entre los pendientes está el fortalecimiento institucional del Estado mexicano para enfrentar la corrupción, fortalecer la democracia con mayor participación ciudadana y libertad de expresión; eliminar esa idea de que la justicia es para pocos y favorecer las acciones para acabar con la inseguridad, que también es un expediente abierto.

“Hay que ir al fondo de las cosas. Se logró la reforma constitucional para implementar el Sistema Nacional Anticorrupción, pero faltan las leyes secundarias. Los empresarios estaremos atentos para vigilar que el legislativo respete el espíritu de la reforma constitucional”, advirtió.

Agencias

Share Button