Se jacta Trump de haber diezmado a terroristas

27/12/17.- Donald Trump presumió en Twitter de haber dejado al autodenominado Estado Islámico (EI) al borde de la desaparición en Siria e Irak en sus primeros 11 meses al frente de la Casa Blanca.

“El 20 de enero, día de la investidura de Trump, 35 mil combatientes del EI controlaban unas 17mil 500 millas cuadradas (unos 45 mil kilómetros cuadrados) de territorio en Irak y Siria”, tuiteó el presidente de Estados Unidos, citando un artículo de la revista Washington Examiner.

El 21 de diciembre, las Fuerzas Militares estadunidenses estiman que unos mil combatientes ocupan apenas mil 900 millas cuadradas (unos 5 mil kilómetros cuadrados)”.

El magnate también presumió de haber liberado unos 70 mil kilómetros cuadrados de territorio del EI durante estos meses, un 65 por ciento más del que los yihadistas controlaban cuando asumió el poder, según esos mismos datos.

Asimismo, dijo haber liberado del EI a 5.4 millones de personas, comparándolos con los 2.4 millones que liberó su predecesor, Barack Obama, en 28 meses de ofensiva.

Trump, de hecho, comparó todos los números de la ofensiva contra el EI durante su mandato con los de la era Obama, datos que indican una mayor eficacia militar en los últimos meses.

De esta forma, el presidente pareció atribuirse los éxitos de la lucha contra los yihadistas, sin citar los esfuerzos de las fuerzas de seguridad de Siria e Irak, de Rusia, de las milicias kurdas y de la treintena de países que forman parte de la coalición internacional que su país lidera.

Por otra parte, el general retirado Jack Keane dijo este miércoles a Fox Business que la administración Trump ha sido mucho más agresiva en la lucha contra el EI que la de su predecesor.

“(La administración Trump) tomó la decisión estratégica de aplastar al EI lo más rápido posible, lo que contrasta fuertemente con la decisión de Obama”.

Añadió que la administración de Obama permitió que la organización terrorista se expandiera y no dio la ayuda que necesitaban las fuerzas de Irak lo suficientemente rápido.

“La verdad es que cuando el EI llegó a Irak en enero de 2014, crecieron de varios cientos de combatientes en 18 meses a más de 30 mil. Les tomó 15 meses antes de que hicieran algo acerca de los campos petrolíferos en Siria, que era la principal fuente de ingresos de los terroristas”.

El militar comentó que Trump tiene el derecho de adjudicarse “la victoria” por sus logros en la lucha contra ese grupo yihadista.

Agencias

Share Button