Se convierte en forjador de sables

18/12/15.- No es el arma de un caballero Jedi, pero las réplicas de los sables de luz hechas a mano por un taiwanés, a quien no le gustaban los productos oficiales de “Star Wars”, se venden hasta por 400 dólares cada una.

Es un excelente negocio para Tsai Jung-chou, suficiente para poder renunciar a su puesto como ingeniero óptico hace tres años y dedicarse a tiempo completo a producir sus modelos de esta clásica arma cinematográfica. Tsai, de 32 años, dice que su buzón está abarrotado de pedidos de admiradores de todo el mundo.

Agencias/El Bravo

Share Button