Puentes vacíos en el primer día de vacaciones

21/03/2016 – Reynosa/Agencias.-Al iniciar el periodo vacacional de Semana Santa, los cruces internacionales que unen a Reynosa con diversas localidades del Valle de Texas lucieron practicamente vacíos y, por lo mismo, con inusitada agilidad en el paso de vehículos con turistas, paseantes y visitantes hacia el lado americano.
Mientras tanto, los cruces fronterizos de Nuevo Laredo fueron abarrotados por turistas mexicanos -preferentemente del Estado vecino de Nuevo León- que prefirieron desplazarse a través de esa ruta para llegar a diferentes destinos norteamericanos.
Desde temprana hora, en los Puentes Nuevo Laredo I y II se apreciaban largas filas de vehículos con placas mexicanas en espera de cruzar al lado americano, mientras que en Reynosa la circulación entre ambos países era mucho más rápida debido a una marcada ausencia de vehículos que contrasta con lo que sucedía en otras temporadas cuando se registraban hasta 3 horas de fila.
Se espera que conforme avance la temporada de asueto, la afluencia de visitantes que pasan por Reynosa rumbo al Valle de Texas se incremente de manera significativa.
En Reynosa y la región existen los puentes internacionales que unen a Reynosa con Hidalgo, Reynosa-Mission y Reynosa-Pharr, además del cruce Río Bravo-Donna y Nuevo Progreso-Progreso, Texas.

Le sacan la vuelta
En el inicio de las vacaciones de Semana Santa, los puentes I y II de Nuevo Laredo promediando casi dos y tres horas, respectivamente, entre las 10:00 y 13:00 horas para llegar a territorio texano.
Conforme avanzó la tarde, el tráfico fue disminuyendo, pero en el Puente II todavía se debían esperar hasta 70 minutos para cruzar a las 17:00 horas.
En contraste, los cruces de Reynosa, que tradicionalmente son más concurridos por los vacacionistas, lucieron con poco flujo la mayoría del día.
El Puente Anzaldúas, que es el preferido de los viajeros y en otros años reportó filas de hasta cuatro horas, tuvo ayer un promedio de cruce 50 minutos y alrededor de la 13:00 horas registró su máximo de 80 minutos.
A su vez, el cruce Reynosa-Hidalgo promedió 45 minutos, mientras que el Reynosa-Pharr nunca superó los 30 minutos e, incluso, para las 18:00 horas ya no tenía fila.

Agencias

Share Button