Promete Trump un esfuerzo incansable para Puerto Rico

29/09/17.- El presidente Donald Trump prometió este viernes ayudar a que Puerto Rico se recupere de la destrucción del huracán “María”.

El republicano dijo que la isla es totalmente incapaz de lidiar sólo con la catástrofe.

“Trabajan muy duro, pero no quedó nada”, afirmó.

“Fue arrasado”.

Agregó que todas las dependencias correspondientes del gobierno están totalmente comprometidas con el desastre, y con las labores de atención y recuperación.

Y aunque manifestó empatía y solidaridad, llevó la atención nuevamente a la enorme deuda que tenía la isla antes del huracán, lo que generó dudas de hasta dónde ayudará Washington al Estado Libre Asociado.

“Al final el gobierno de Puerto Rico tendrá que trabajar con nosotros para determinar cómo se financiará y organizará este enorme esfuerzo de reconstrucción, que terminará siendo uno de dimensiones jamás vistas, y qué haremos con la tremenda deuda que ya tiene la isla”, comentó el presidente.

“Sin embargo, no descansaremos hasta ver que la gente de Puerto Rico está segura”.

Lo anterior, mientras que una de sus funcionarias federales ocasionó una tempestad al declarar que la atención que daba el gobierno al desastre era una “buena noticia”.

La alcaldesa de San Juan reprochó a la secretaria interina del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, por aparentemente restar importancia al sufrimiento.

“Esta es una historia de gente que se está muriendo”, dijo el viernes la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz.

“Cuando no tienes comida para un bebé, es no es una buena noticia”, aseguró a CNN.

“Maldición… ésta es una historia de gente que está muriendo”.

Previamente el mandatario Trump tuiteó que el hecho es que Puerto Rico fue destruido por dos huracanes.

“¡Habrá que tomar grandes decisiones sobre el costo de su reconstrucción!”.

Duke visitó la isla el viernes para evaluar los daños y reunirse con funcionarios locales.

Hizo un recorrido aéreo de una hora y luego se trasladó en vehículo desde el aeropuerto a través de calles todavía inundadas, con letreros torcidos y techos con agujeros.

Se reunió con autoridades locales y federales y trató de alejarse de las declaraciones que hizo anteriormente.

Se espera que Trump viaje a Puerto Rico para inspeccionar los daños el martes.

Agencias

Share Button