Profesor en Francia finge ser atacado por EI

14/12/2015 – París, Francia – El maestro de una escuela preescolar de un suburbio de París que afirmó haber sido agredido con un cúter por un hombre que dijo actuar en nombre del grupo Estado Islámico, reconoció que había inventado todo, indicó la fiscalía.

Herido superficialmente en un flanco y en la garganta, el maestro fue hospitalizado, pero su vida no está en peligro.

La supuesta agresión tuvo lugar antes de llegaran los alumnos, en el colegio preescolar Jean-Perrin de Aubervilliers, suburbio del nordeste de París.

El maestro había dicho que el agresor llegó al colegio sin armas y se sirvió de un cúter y unas tijeras que se encontraban en la clase para agredir al maestro.

Según la fiscalía, el hombre dijo: “Es Daech (acrónimo árabe del EI). Esto es una advertencia”. El EI reivindicó los atentados del 13 de noviembre en París, que causaron 130 muertos y cientos de heridos.

En su número de fin de noviembre, la revista francófona de propaganda del EI, Dar-al-Islam, calificó a los profesores de la educación nacional francesa de “enemigos de Alá” que “enseñan el laicismo”, acusándolos de estar “en guerra abierta contra la familia musulmana”.

El grupo yihadista llamaba a “combatirlos” y “matarlos”, al igual que los funcionarios franceses de los servicios sociales.

“El musulmán debe saber que el sistema educativo francés está construido contra la religión en general, y que el islam, en tanto única religión de verdad, no puede convivir con ese laicismo fanático”, agregaba el EI.

Maleta de seguridad

Aunque las fuentes policiales se muestran prudentes respecto a la hipótesis islamista, la investigación fue encargada a la sección antiterrorista de la fiscalía y a la policía antiterrorista por el cargo de tentativa de asesinato en relación con una empresa terrorista, indicaron fuentes judiciales.

Desde mediados de noviembre y los últimos atentados, la seguridad fue reforzada en los establecimientos escolares franceses, prohibiéndose los agrupamientos y reforzándose las patrullas alrededor de ellos.

Además, un mapa detallado de los lugares debe ser transmitido a la prefectura, y cada escuela de asegurarse de que esté en buen estado la “maleta de seguridad”, que contiene un walkie-talkie, una linterna y galletas de sobrevivencia, entre otros elementos.

La ministra francesa de Educación, Najat Vallaud-Belkacem, que se trasladó a la escuela, denunció “un acto de gran gravedad”.

“Vamos a seguir reforzando, con el ministerio del Interior, las medidas de seguridad, en un contexto en que, sí, la escuela se siente amenazada”, dijo.

El colegio Jean-Perrin volverá a estar abierto el martes, agregó la ministra.

Ésta no es la primera vez que una escuela es atacada en Francia. En marzo de 2012, el yihadista francés Mohamed Merah atacó un colegio judío de Toulouse, matando a tres niños y a un profesor.

Comparecen por terrorismo

Veinte presuntos yihadistas, acusados de formar una de las más peligrosas redes desmanteladas en Francia en los últimos años, comparecerán ante un tribunal especial, entre otros cargos por el ataque con granada de una tienda judía cerca de París, indicaron fuentes judiciales.

Ese ataque, perpetrado el 19 de septiembre de 2012, causó un herido leve. Durante la investigación, la policía descubrió otros proyectos de atentados preparados presuntamente por esa red, incluyendo el envío de yihadistas a Siria.

Agencias

Share Button