Preocupa al CEESP agenda económica

15/12/2015 – México, D.F.- En materia económica la lista de preocupaciones para el 2016 incluyen la constante caída de los precios del petróleo; el aumento del gasto y sus pocos efectos en el bienestar de los mexicanos; el incremento en 10.1 puntos del PIB del endeudamiento en los primeros cuatro años de la administración federal, entre otros temas, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).
Explicó que el balance primario del sector público sigue en números negativos en 0.5%, lo que significa endeudarse para pagar los intereses de la deuda.
Sin embargo, una situación que podría ayudar al gobierno es que se espera una baja en los precios de la gasolina en el exterior y ello podría tener un efecto favorable en el monto de los ingresos que recibe el gobierno federal por concepto del IEPS.

Agenda 2016
Para el CEESP hay otros temas que preocupan en la agenda 2016 como el deterioro de la actividad exportadora, a pesar de la mejoría de Estados Unidos. Esa situación provocó que al tercer trimestre del 2015 el déficit de cuenta corriente tenga un saldo negativo equivalente a 2.9% del PIB.
“No es factible mantener una cuenta corriente con un déficit tan alto continuamente, sobre todo cuando la inversión extranjera directa, que si bien se ha mantenido fluyendo al país, no es suficiente para cubrir el faltante. En este entorno, sin reducir el gasto público y ante la volatilidad generada por la expectativa de la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal, el tipo de cambio será un elemento importante para mejorar las cuentas con el exterior”, aseveró el Centro que dirige Luis Foncerrada Pascal.

Precios del petróleo
En su Análisis Económico Ejecutivo recordó que entre las principales preocupaciones está el que los precios del petróleo siguen en curva descendente que mantiene al hidrocarburo por debajo de 30 dólares el barril, su nivel más bajo desde 2009.
Por ello, resulta plausible la decisión de las autoridades de continuar con las coberturas petroleras que en 2016 garantizarán el precio de 212 millones de barriles a 49 dólares cada uno.
Otro tema delicado es que el Congreso aprobó recursos por 4 billones 763 mil 874 millones de pesos, 16 mil 298 millones más de lo originalmente propuesto por el Ejecutivo, lo que muestra que no hubo disminución efectiva del gasto sino una ampliación.

Inversión física
Pero la mayor parte de los recursos van a programas de política social que no necesariamente generan bienestar; en tanto que se descuida la inversión física.
De acuerdo con el presupuesto de egresos para el 2016 el gasto de capital se reduce 21%, es decir, disminuyen los recursos que se canalizarán a infraestructura e inversión física. Y eso nos podría llevar a que el acervo de capital no crezca y se sumen siete años con variaciones negativas.

El Universal

Share Button