Pierden restaurantes de Matamoros competencia con Reynosa

16/03/2016 – Con un poder adquisitivo superior al 80 por ciento, es como Pablo Reyna, presidente de Canirac en Matamoros, muestra como el desarrollo de aquella localidad se ha generado de tal forma que Matamoros ha sido rebasado por mucho, pese a los brotes de violencia que ahí se están suscitando.
Sobre ello manifiesta que el crecimiento del sector restaurantero en aquella ciudad es acelerado y en el primer bimestre registra un alza de hasta el 300 por ciento, situación que se le atribuye a la diversidad que hay en el ramo industrial, donde no solamente el rubro automotriz prevalece, también el ramo de petroquímica y otras áreas que finalmente terminan generando empleo.
Por el contrario el empresario señala que en Matamoros los negocios no pueden sostener la operatividad que mantienen en aquella localidad, ya que desde muy temprano los negocios están ya abiertos y con clientela, mientras que en esta localidad el abrir desde temprano y cerrar tarde involucra un fuerte gasto en lo que respecta al pago de servicios como luz eléctrica y agua potable, los cuales para los niveles de venta que se tiene en restaurantes hoy en día, estos se han convertido en motivo de desfalco y cierre de estos negocios.
De esta forma dice, “en Reynosa hay mucho trabajo, incluso vas a una pequeña fonda y tiene entre 50 y 60 mesas llenas, con precios entre 70 u 80 pesos, costo que para los negocios de Matamoros no podrían sostener por que el poder adquisitivo de la ciudad no lo permite”, indica.

Se cae capacidad de compra
Sobre esta situación el representante de los restauranteros, estima que la causa se deriva de dos factores, el primero que hay una acentuada caída en la capacidad de consumo de los habitantes de Matamoros en comparación con Reynosa, y el segundo señala que es el resultado de la diversificación de la industria y las áreas productivas que hay en esa localidad.
De esta forma lo comenta, en Reynosa no solamente se cuenta con la maquila, también está el sector de petróleo y otras áreas que finalmente tienen un impacto en la generación de empleos y con ello una mayor cantidad de familias con empleo, esto aunado a que la vecina ciudad de McAllen es más grande y cuenta con una mejor condición económica que Brownsville.

Sin diversificación
Cirila Quintero, investigadora del Colegio de la Frontera Norte (Colef), señala que por años han expuesto en sus trabajos de investigación y ponencias los sectores empresariales y sindicales, sobre la necesidad que hay de ampliar el perfil industrial de la región.
Comenta que principalmente hace falta un proyecto de desarrollo y determinar los perfiles de la maquila para desarrollarse en otras áreas económicas, en otras palabras que se amplié el abanico de posibilidades, situación por la que advierte que de no efectuarse estas medidas se corre el riesgo de estancar la economía y las áreas que dependen de este giro industrial.

Mario Alberto Hernández

Share Button