Pide a contendientes sirios que negocien paz en enero

JERUSALÉN 27/12/2015.- Tras casi cinco años de guerra civil, el mediador de Naciones Unidas para el conflicto sirio, Staffan de Mistura, anunció el viernes que convocará a las partes en conflicto el 25 de enero a fin de que negocien un acuerdo de paz en Ginebra. La ONU espera reunir entonces a los representantes del Gobierno de Damasco con “el más amplio espectro posible de la oposición siria”, según un comunicado de De Mistura, que ha puesto en marcha la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del pasado día 18 en la que se aprobó por unanimidad un plan negociado por las grandes potencias en Viena en noviembre.

El enviado de la ONU aseguró que espera contar “con la plena cooperación de todas las partes implicadas”. De Mistura también expresó su preocupación ante el riesgo de que “los acontecimientos sobre el terreno hagan descarrilar el proceso”, en una clara alusión a la muerte del destacado líder rebelde Zharan Alush en un bombardeo del Ejército sirio en las afueras de Damasco.

La iniciativa adoptada en Viena por Rusia y Estados Unidos busca una salida política al conflicto y contó el mes pasado con el apoyo de Arabia Saudí y Turquía, que sostienen a la oposición suní junto con Washington, y de Irán, principal aliado junto con Moscú del régimen de Bachar el Asad, además de tres decenas de países occidentales e islámicos.

Las negociaciones tenían que haber empezado a comienzos de enero según la hoja de ruta de Viena, que prevé un alto el fuego, la constitución de un Gobierno de unidad nacional y la celebración de elecciones libres en Siria en un plazo de dos años.

Los diplomáticos de Riad han intentado mientras tanto coordinar a la oposición para que no se presente fragmentada en las reuniones de Ginebra. En una conferencia celebrada este mes en la capital saudí se acordó crear un comité para seleccionar a los miembros del equipo negociador del frente suní contra el Asad.

El Gobierno sirio, que representa a la minoría alauí (una rama del islam chií), ha confirmado su disposición a participar en las conversaciones de la ciudad suiza, según anticipó en Pekín el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualen, informa Reuters.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tendrá que presentar en el plazo de mes una propuesta para la creación de una misión de observadores de verificación de un eventual alto el fuego en Siria.

Un primer paso hacia la tregua en el país árabe se vio frustrado el viernes, cuando estaba prevista la evacuación de combatientes islamistas cercados por el Ejército sirio.

El Estado Islámico (ISIS), que se ha hecho fuerte en el norte de Siria en medio del largo conflicto civil, está excluido del diálogo previsto en Ginebra, junto con otras fuerzas radicales pendientes aún de detallar.

Una operación de fuerzas rebeldes kurdas sirias y de la oposición árabe suní arrebató a las milicias del califato la estratégica presa de Tishrin.

Agencias.

Share Button