PGJ inicia investigaciones por edificios colapsados en CdMx

Ciudad de México, 26/09/17.- La Procuraduría capitalina inició carpetas de investigación por cada uno de los 40 edificios colapsados en la Ciudad de México tras el sismo de 7.1 grados ocurrido el 19 de septiembre, incluyendo al colegio Rébsamen.

En conferencia de prensa el procurador Edmundo Garrido Osorio expuso que las investigaciones serán para saber si en dichos edificios se incurrió en los delitos de “fraude específico y posibles responsabilidades”, los cuales se investigarán “hasta las últimas consecuencias”.

Asimismo se han abierto cuatro mesas para atender a quienes han padecido delitos tras el sismo, a las que también pueden acudir las personas cuyos edificios resultaron con daños y deseen que se investigue.

Dichas mesas están ubicadas en las fiscalías de Coyoacán, Benito Juárez, Cuauhtémoc y en la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y Materia de Protección Urbana (Fedapur).

Respecto al colegio Enrique Rébsamen, ubicado en la colonia Nueva Oriental Coapa, delegación Tlalpan, Garrido Osorio señaló que agentes y peritos arquitectos adscritos a la Procuraduría ya aseguraron el inmueble y realizan las investigaciones correspondientes.

Dicha carpeta de investigación, indicó, es adicional a la que se inició a petición del Invea en febrero pasado, por falsificación de documento.

 

Inician peritajes en colegio Rébsamen

Mediante un scanner, la Procuraduría reconstruye en 3D, y a una profundidad de 10 metros, la estructura del colegio Enrique Rébsamen.

Dos elementos de la Policía Judicial siguen los movimientos de la pequeña máquina color azul que lanza una luz roja para fotografiar la estructura del plantel.

En lo que fue el patio de ese centro educativo, otros dos elementos de investigación realizan con equipo sofisticado los peritajes correspondientes para conocer las causas del desplome de uno de los edificios que provocó la muerte de 19 niños y siete adultos.

En un recorrido por las instalaciones del colegio se pudo observar que las cuatro enormes losas que se vinieron abajo el martes 19 de septiembre siguen sostenidas por pilotes de acero.

Luego de que concluyó el rescate de cuerpos, este martes inició otro tipo de trabajo: el del peritaje de las autoridades judiciales para saber si el inmueble cumplía con las normas de construcción establecidas por la ley.

El inmueble, ubicado en las calles de Brujas y Rancho Tamboreo, es resguardado por elementos de la Policía Federal y de la Marina, quienes ya iniciaron a limpiar las calles para retirar el polvo y la basura.

 

Share Button