Personal de la PGR revisa el domicilio de Elba Esther Gordillo

15/12/17.- Personal de la Procuraduría General de la República (PGR) acudió al departamento de Elba Esther Gordillo Morales, ubicado en la calle Galileo, en Polanco, para revisar con condiciones en las que podría realizar la prisión domiciliaria en contra de la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

La medida es para dar cumplimiento al fallo judicial que otorgó un amparo a la ex dirigente magisterial, para seguir el proceso penal que enfrenta por lavado de dinero y delincuencia organizada, bajo la medida cautelar de prisión domiciliaria.

Fuentes de la dependencia explicaron que elementos ministeriales de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y de la Agencia de Investigación Criminal, en coordinación con funcionarios del sistema penitenciario federal, revisan el inmueble.

Se indicó que, una vez que se valoren todas las condiciones de seguridad, tanto para la procesada como para el personal de custodia, se determinará el traslado de Gordillo Morales.

En su solicitud de amparo la profesora propuso el departamento de Polanco y otro, ubicado en el Club de Golf Bosques de Santa Fe, para continuar con la prisión preventiva.

La PGR se desistió de impugnar la resolución que otorgó el amparo a la imputada, que le concedió la magistrada federal Isabel Porras Odriozola, del Tercer Tribunal Unitario Penal.

Ante una primera impugnación del Ministerio Público Federal, el asunto se turnó al Primer Tribunal Unitario, a cargo de Miguel Ángel Aguilar López.

Sin embargo, el pasado 6 de diciembre, la PGR presentó el recurso de desistimiento al recurso de revisión, por lo que el amparo fue ratificado y se dio un plazo de 24 horas para que se realicen los trámites para llevar a cabo el arresto domiciliario.

Gordillo Morales enfrenta un proceso penal por delincuencia organizada y lavado de dinero, por un monto de mil 978 millones de pesos, luego de ser detenida el 26 de febrero de 2013, en el aeropuerto internacional de Toluca, en el Estado de México.

Por cuestiones de salud, la ex dirigente magisterial, dejó su celda en el penal femenil del Reclusorio Oriente, para ser atendida en la Torre Médica del penal de Tepepan, en Xochimilco.

Posteriormente la ex lideresa del SNTE, de 72 años de edad, fue trasladada al Hospital de Xoco, más tarde a una clínica de la colonia Roma y, desde el sismo del 19 de septiembre, en un hospital privado en Lomas de Chapultepec.

Agencias

Share Button