Pasado Meridiano

Barredora en Matamoros

Vaya novedades que se amanecieron este martes en Matamoros luego que se trascendiera que entró la barredora al ayuntamiento, donde ya cortaron la cabeza de tres directores de las áreas de Limpieza Pública, Teatro de la Reforma y de la Dirección de Deportes, cuentan las malas lenguas que el motivo fue que no dieron el ancho, mientras que en el municipio afirman que son renuncias voluntarias.
El mismo Oficial Mayor confirmó, lo que desde temprana hora del martes se rumoraba por los pasillos de Presidencia, de la salida de Ely Córdoba de la dirección de Limpieza, de Irma Estrada Barraza de la dirección del Teatro de la Reforma y del director de Deportes.
Según en entrevista con medios de comunicación, el Oficial Mayor afirmó que las revisiones del trabajo de los funciones de todos los niveles siguen por lo que podrían seguir dándose más bajas en el ayuntamiento, lo que quiere decir que nadie la tiene segura. Esta revisión es para buscar la mejoría de los diversos departamentos del ayuntamiento.
El mismo alcalde Mario López desde el inicio de su administración advirtió a que quienes no dieran el ancho pues quedarían fuera del ayuntamiento, por lo que serían constantemente evaluados para ver el desempeño al frente de las diversas dependencias, pensando siempre en que dichos cambios serían para mejorar el servicio que se brinda a la ciudadanía, con lo que se obligaría al funcionario a dar el 100 por ciento.
Pues bien además de las bajas oficiales se corren versiones extraoficiales de que los titulares de Patrimonio Municipal, incluso se mencionaban nombres como el titular de la Sedesol municipal, Alberto Granados, estarían entre los funcionarios que pronto dejarían la nómina municipal.
Ante esto desde temprana hora de este martes ya se barajaban los nombres de Araceli Sosa para la dirección del Teatro de la Reforma y el de Manlio Villar para el departamento de Limpieza Pública, aunque el desempeño que éste último tuvo durante la administración de Jesús de la Garza no fue de lo mejor, cuando la ciudadanía se quejaba amargamente del deficiente servicio de recolección de basura Manlio aseguraba que todo estaba funcionando bien.
En cuanto a Araceli Sosa, mejor prospecto no podrían tener debido a que la dama es una gran impulsora del tema cultural por lo que el nombramiento de directora del Teatro de la Reforma le caería como anillo al dedo.
En lo que pasa esto los ajustes en los gastos del ayuntamiento en el tema de combustible y nómina del ayuntamiento siguen para que dichos recursos sean canalizados a otros rubros como la pavimentación, donde está haciendo mayor énfasis el alcalde Mario López.
Por cierto el alcalde viajó este martes a la Ciudad de México para continuar con la revisión del paquete de obras por más de 500 millones de pesos que se realizarán en las colonias de pobreza extrema con las que les dotará de infraestructura urbana, además de primarias, secundarias y preparatorias, obras que serán licitadas y que se espera den inicio a partir del mes de julio.
Quienes siguen en su plan de relax son los regidores del ayuntamiento matamorense, quienes durante las campañas se excusaban con aquello de la veda electoral para no hacer declaraciones, no hacer trabajo y ni nada de nada al grado que de plano casi ni asistían a la Presidencia Municipal pero pasadas las campañas pues poco ha cambiado para los regidores ya que los cubículos siguen estando vacíos la mayor parte del tiempo, como así pueden constatar quienes acuden a buscarlos para alguna gestión.

Share Button