Padre de crianza reclama el cuerpo de pescador ahogado

19/10/2017.- Fue entregado a su padre de crianza el cuerpo del pescador y recolector de ostión que murió ahogado el domingo y su cuerpo flotó el martes a la altura de la boca del río, hasta donde se trasladaron las autoridades para dar fe de la muerte del infortunado pescador.

Fue Pedro Hernández Reyes, quien acudió ante las autoridades para solicitar la entrega de los restos mortales de Cristian Álvarez, de 27 años de edad, quien era originario del estado de Chiapas, al que él recogió cuando éste apenas tenía 17 años y desde entonces lo llevó a vivir a su lado y lo miraba como a un hijo.

Trascendió que fue en la Casa del Migrante en donde Pedro encontró a Cristian y al ver que no tenía familia decidió invitarlo para que le ayudara en su negocio que tiene en la playa y desde entonces eran como familia, pues el menor no contaba con familiares.

El domingo por la mañana

Fue el domingo por la mañana cuando salió a buscar ostión con otros compañeros, los que fueron testigos cuando “El Chapetes”, como conocían al ahora occiso se hundía en el agua y ya no lo vieron salir.

Desde ese día, Pedro y otros pescadores, apoyados por elementos del Sector Naval se dedicaron a buscarlo y fue hasta el martes que unos pescadores lo encontraron flotando a la altura de la boca del río, por lo que le avisaron a Pedro, quien lo identificó como a su hijo de crianza.

El cuerpo fue llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense y después entregado a Pedro para que le diera cristiana sepultura.

Agencias.

Share Button