Pacientes piden uso medicinal de mariguana

Guadalajara
Tener que luchar contra las autoridades contra la moral y soportar opiniones que nunca fueron solicitadas es tan sólo parte de la travesía de una madre para conseguir que su hija diagnosticada con el síndrome de West acceso a una calidad de vida aceptable a través de un medicamento a base de mariguana
Con un costo de $250 al mes el tratamiento a base de cannabis está prácticamente fuera del alcance de una familia mexicana común considero Erika Sevilla madre de la primera niña Jalisciense en conseguir ser medicada con la sustancia

Su testimonio es el que mayor atención a trabajo en el Cannafest 2018 celebrado en Guadalajara en donde contrario a lo que muchos pensaban la mayoría de los visitantes eran adultos que sobrepasaban los 35 años de edad y que muchos de ellos revelaron ser consumidores de mariguana porque les ayuda a mitigar los estragos que le generan ciertos padecimientos

Cada uno de los que pidió el micrófono para interactuar con la mujer que ahora es toda una bandera para aquellos que defienden el uso medicinal de la mariguana, explicó cómo se dio el contacto con la yerba y cómo ha contribuido a mejorar su calidad de vida, “yo fui diagnosticada con fibromialgia”, explicó una mujer mayor de 45 años con respecto a los dolores musculares crónicos y fatiga.

Urólogos, neurocirujanos, fisioterapeuta y psiquiatra, fueron tan solo algunos de los especialistas que visitó, hasta que probó con la mariguana, “tenía una idea diferente porque estaba satanizando, ahora yo la cultivo y sólo espero que nunca se metan a mi casa porque me van a llevar detenida”, comentó la mujer cuyo testimonio fue suficiente para darle valor a otras mujeres mayores que compartieron su experiencia en el consumo de esta sustancia con los asistentes, entre los cuales no faltaron los que ya en confianza prendieron su cigarro, así lo delató el inconfundible aroma de la yerba en el ambiente.

El Cannafest 2018, que es la segunda edición de este festival que busca “informar al público sobre los riesgos y daños que tiene el uso de la planta de cannabis, así como sus potenciales aplicaciones medicinales y el uso industrial del cáñamo”, ofreció a sus visitantes un bufete de productos relacionados con la producción, tratamiento y consumo del vegetal, así como algunas alternativas para ingerirlo, “este chocolate contiene 100 gramos de chocolate y 5 gramos de mariguana, con un cuadrito que te comas te relaja, te quita los dolores y hasta te ayuda a dormir. Si te comes más, entonces sí ya te pega un poquito”, explicó quien vendía el producto a un costo de 300 pesos.

Macetas, pipas, composta, papel para enrollar, trituradoras para moler y filtrar el vegetal, pomadas, y chocolate fueron algunos de los productos a la venta, aunque el que mayor atención generaba fue el aceite CBN listo para el consumo bajo la etiqueta de “Elixinol”, cuesta entre 800 y 2,500 pesos, el más caro tiene mayor grado de concentración pero todo depende de la necesidad del consumidor”, explicó el promotor del producto que es ilegal en México, salvo permiso de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El festival es un esfuerzo de organizaciones que pretenden impulsar la legalización de la mariguana para fines medicinales y aun van más allá de eso, buscan que esta pueda estar al alcance de cualquier persona en nuestro país, pues personas como Erika Sevilla sostienen que existe una gama de enfermedades que no le ofrecen a quienes la padecen una esperanza de vida prolongada, sin embargo, considera que la calidad de vida que se pueda ofrecer a las personas es vital y para lograr ofrecerle a su hija esa posibilidad, la única opción es el cannabis, que verdaderamente le ha cambiado la vida a su hija, a ella y su familia.

Agecias

Share Button