Ordena juez separar del cargo a secretario técnico de Maki

14/02/2018 – Reynosa, Tamaulipas.- El secretario técnico del Ayuntamiento de Reynosa, Hugo Ramírez Treviño, quedó suspendido de su cargo tras ser imputado por el delito de falsificación de documentos.

Así, quedó impedido para abandonar la ciudad hasta en tanto se resuelva su situación legal.

Hugo Ramírez, junto con Benjamín Guerrero Bazaldúa, quien fue el primer secretario del Ayuntamiento, inventaron las cartas de residencia que a principios de la actual administración municipal exhibieron Mario Cantú Gutiérrez y Carlos Ruvalcaba Limas, quienes fueron nombrados secretario de Desarrollo Económico y del Empleo, y Director de Tránsito y Vialidad, respectivamente.

La falsificación de los documentos pretendía que ambos ex funcionarios públicos acreditaran su residencia por más de un año en esta ciudad, siendo éste un requisito indispensable que establece la normatividad municipal.

Ante el escándalo que se suscitó al conocerse este hecho, ambos señalados optaron por renunciar.

Luego de la audiencia ante el juez de control de la Quinta Región Judicial de Tamaulipas, que lleva el caso del ‘alcaldito’ de Reynosa, el Juez determinó que Ramírez Treviño sería responsable de haber hecho la falsificación y uso de documentos oficiales, un delito que se persigue por ley, pero con incremento en la pena carcelaria debido a su posición como funcionario público.

Ayer se celebró la audiencia en la cual se le formuló la imputación al actual secretario técnico de Reynosa, una imposición de la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez, quien avaló que mediante el uso de documentación falsa se diera de alta a diversos funcionarios públicos que no contaban con los requisitos necesarios para ser contratados por el ayuntamiento.

Pero valiéndose de argucias ilegales, Hugo Ramírez consiguió documentos falsos con los que se contrató a los ahora ex funcionarios.

En la carpeta procesal 017/2018, se señala como imputado a Hugo Ramírez Treviño por el delito de falsificación y uso de documentos, ofendiendo de esta manera a la sociedad.

Por lo tanto, la alcaldesa Maki Ortiz también sería corresponsable del delito y por tanto tendría también responsabilidad legal, al tener conocimiento de los hechos, permitirlo y no actuar para impedir la comisión de los delitos cometidos por sus funcionarios públicos.

Tras darse a conocer la imputación, se decretó a solicitud del Ministerio Público tres medidas cautelares en contra de Hugo Ramírez, las cuales consisten en la separación inmediata del cargo como servidor público por un periodo de un año, feneciendo el día 19 de febrero de 2019; además, el secretario técnico deberá acudir a firmar sin excusa ni pretexto, cada viernes al juzgado que sigue su caso; y por último, a Ramírez Treviño se le prohibió salir, tanto del país como del Estado y hasta de la ciudad, toda vez que el imputado solicitó ampliación del plazo constitucional para que se le resuelva sobre su situación jurídica y éste vence el próximo 19 de febrero.

Agencias

Share Button
publicidad notas home