Ola de violencia en la frontera chica deja pérdidas a hoteleros

Luego de haber registrado una mejoría en la ocupación hotelera, Delfino Cantú Salazar, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles en Matamoros, teme que el resurgimiento de la ola de violencia en Reynosa deje nuevamente afectaciones en lo que respecta a la caída en los indicadores de arrendamiento de habitaciones, ya que familias de aquella localidad son visitantes frecuentes.

Señala que luego de varias semanas de mantener niveles bajos en ocupación hotelera, principalmente de visitantes de Reynosa y la frontera chica, esto derivado de la situación de violencia que padecen, hace unos días se había presentado una mejora, ya que el representante de dicho sector asegura se había incrementado dejándolos en un 50 por ciento, cuando sus niveles se encontraban entre el 25 y 30 por ciento.

Indicadores
Rango del que teme nuevamente presente un descenso luego de que hechos de violencia retomarán fuerza este fin de semana, lo cual estima fue evidente la notoriedad y sus indicadores presentaron tan solo el fin de semana una baja de entre el uno y dos por ciento, lo cual de seguir la situación en la frontera chica, advierte que podrían caer aún más los indicadores.

De esta forma añade que el sector de turismo es uno de los rubros que más sensibles se han convertido a las crisis sociales, principalmente aquellas que tiene que ver con la seguridad, por lo que señala que no solamente el ramo hotelero podría resentir una baja en su actividad derivado de ello, sino que también otras áreas dedicadas a ello podrían estar mostrado una caída en su productividad de manera indefinida hasta que se resuelva tal situación.

Agencias

Share Button
publicidad notas home